martes, abril 16, 2019

“TÚ PARA SIEMPRE” Cuando el amor es más fuerte que la vida


"Tú para siempre" es un diario y un recuerdo a la vida, un adiós a una gran mujer y su sufrimiento a causa de una grave enfermedad que le ha llevado a la muerte. Es una despedida en vivo a una profesora que ha dado su vida por la enseñanza pública  en el Colegio de Antonio Osuna de Tres Cantos  y muy querida por todos los alumnos que han pasado por sus clases. El título del libro es una frase que siempre ha estado presente en los corazones de Leonor y del autor de este libro que describe en la primera parte del libro, su desesperación como una vía de escape a ese amor que poco a poco buscaba ya la senda de la luz infinita.

            No es una novela, ni biografía, ni tan si quiera es una historia. Es un homenaje a una mujer maravillosa que ha sembrado muchas alegrías y conocimientos en cientos de niños de Tres Cantos, hoy ya jóvenes y que todos la recuerdan con afecto y cariño.

La primera parte es la más dolorosa, donde el autor relata día a día el sufrimiento que Leonor tuvo que pasar con un cáncer de mama que se desarrolló en metástasis. Los últimos días fueron horribles de sufrimiento y de madrugada, cuando ella descansaba, las palabras le fluían a borbotones con lágrimas en los ojos y encontró una vía escape en un diario, donde volcaba sus sentimientos, su rabia y su dolor. Es cierto que las palabras y lamentos algunas veces se repiten en esas noches de soledad y tristeza, pero no se ha querido borrar, ya que el diario es la esencia de ese amor tan intenso hacia Leonor y la angustia y cólera de no poder hacer nada. No se pretende con este libro comerciar un amor, sino exponerlo por si a alguien pueda servirle de consuelo o de guía, o simplemente conocer el amor cuando es más fuerte que la vida

El libro contiene  fotografías de ella en color para que también sirva de álbum  de recuerdo. La segunda parte del libro está compuesto de poesías y recuerdos de un ayer y de un presente

“Tú para siempre”,  es un canto poético, el aliento de unos sentimientos que buscaron su reflejo en un cuaderno que ahora da a la luz tras cuatro años de angustia y lucha. Es una recopilación de frases de amor, de llantos, de mensajes que a lo largo de la vida  han quedado marcados como fósiles  testigos del gran amor que mutuamente se tenían.

El autor, en memoria de su amor, de su musa, de su compañera  nos dice: “Mis lágrimas no me dejan ver el horizonte. Mi vista se nubla más allá de la mirada. Mi voz tiembla por el dolor que ha sentido en tu marcha. Mis palabras se quedan mudas ante tu sola presencia, donde los versos se convierten en ríos de sentimientos que afloran bajo mi piel ya marchita. Tu voz, es un dolor no poder escucharla, no poder sentir el calor de tus manos y la acaricia de tus ojos”.

Este libro no se vende. Con el verdadero amor no se comercia. Todo aquel que quiera tenerlo en formato pdf, puede pedírselo al autor en el correo electrónico: direccionpgransimio@gmail.com

PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)



LEONOR GARCIA HERRERA MUJER ESENCIAL PARA TRES CANTOS


El pasado día 7 de marzo, en el Centro Cultural de Adolfo Suarez de Tres Cantos, se celebró la Gala de Mujeres Esenciales de Tres Cantos, donde se entregaron siete premios a la innovación, cultura, asociación, ciencia y seguridad por sobresalir en las diferentes especialidades que cada una de las seleccionadas han aportado a la ciudad de Tres Cantos.

Como mención a título póstumo, se concedió este galardón a Leonor García Herrera a título póstumo por su gran entrega a la educación, por la huella que ha dejado en la ciudad todos los que la han conocido, incluido la infinidad de alumnos que han pasado por sus clases y enseñanzas en los 21 años que ha estado de docente en el Colegio Público Antonio Osuna de Tres Cantos.

Su labor es recordada por sus compañeros y padres que han tratado con ella, siempre con la sonrisa en la boca y esa amabilidad que siempre la ha caracterizado en el trato con los tricantinos/as. Ella no solo seguía lo estipulado en las materias, sino que se implicaba en innovar de forma continua para que sus clases fueran muy amenas y conseguía que todos los niños/as que se encontraban con problemas, sacarlos adelante.

A lo largo de su carrera, se especializó también en la educación especial, una gran logopeda que no dudo en trasladar sus conocimientos que adquiría de forma continua, a base de cursos, estudios o lectura, para ponerlo en práctica con sus alumnos. Ayudaba a todos y los padres deseaban siempre que les tocara con ella.

Su sonrisa, su dulce voz, su cariño y su amor por la cultura y la educación la han hecho merecedora de este galardón que seguramente lo ha recibido allá donde esté.

Sus hijas subieron al teatro para decir unas palabras en nombre de la familia y que a continuación se reproducen.

Hola a todos los presentes gracias por estar aquí  en un día como hoy en la defensa de los derechos de las mujeres.

Solo queríamos decir unas palabras para dar las gracias  por este homenaje a nuestra madre y el reconocimiento como mujer esencial de tres cantos. Gracias también a las personas que la han propuesto y a los miembros del jurado.                 

Ella en este emotivo homenaje, seguro que está presente entre nosotros  recibiendo con agrado este reconocimiento hacia su persona.

Solo decir que su amor por la enseñanza ha sido siempre una de sus preocupaciones y lo ha dado todo por ello, innovando y ayudando siempre a todos los niños y niñas que tenían problemas y sacándolos de esos baches que todos hemos pasado en nuestra niñez mientras estudiábamos.

Pero ella además ha sido también el pilar fundamental en nuestras vidas, tanto de nosotras como en la de nuestro padre. Su sonrisa, su amor, su dulzura han estado conviviendo en todo momento junto a nosotros y además lo ha extendido a todas aquellas personas y alumnos que la han conocido.

Ella amaba la cultura, la educación, la familia.  Seguramente allá arriba, entre las estrellas, en ese universo  de la esperanza infinita, ella nos seguirá dándonos su apoyo y su recuerdo, siempre caminara junto a nuestros corazones.

Gracias mamá…..como ves….. todos te querían…todos te echamos de menos y estamos muy orgullosos de haber compartido contigo nuestras vidas.”


 PEDRO POZAS TERRADOS



UN CANAL DE TV PARA UN PLANETA QUE MUERE


Pedro Pozas Terrados

 El Cambio Climático, está siendo la principal amenaza a la permanencia de la humanidad sobre este planeta. En nuestro país, las lluvias se han convertido en una suerte de lotería para ver a quien le toca la inundación; el granizo alcanza el tamaño de pelotas de tenis; las marejadas destrozan nuestras costas; los huracanes llegan a nuestra península, los incendios forestales son, cada vez, más frecuentes y virulentos; nos invadan especies exóticas como el mosquito tigre, que portan enfermedades africanas como el dengue; o como la avispa asiática, que destruye nuestras colmena, los periodos de sequía aumentan cada vez con más énfasis; la protección animal está siendo cada vez más importante en nuestras sociedades acostumbradas a ignorar el sufrimiento de los no humanos, los circos van dejando de utilizar mediante el maltrato a los animales en sus espectáculos circenses por la presión de una concienciación más profunda; el maltrato animal está entrando en nuestro código penal y cada vez son más denunciables por parte de los ciudadanos y de las autoridades.

Se sobreexplotan los recursos y el agua es un buen ejemplo, en donde el ritmo de relleno de los acuíferos es menor que el de extracción; además, se tiene la malísima costumbre de arrojar nuestros desechos a los cauces del rio con lo que, no solo hay cada vez menos agua; si no que la poca que hay, se contamina con una frivolidad que escandaliza. A parte de eso están los grandes intereses económicos que quieren privatizarlas; hay espacios comerciales donde el litro de agua es más caro que la gasolina; por lo que privatizar un manantial para comercializar agua embotellada es mejor que encontrar petróleo.


La introducción de especies exóticas, voluntaria o no, provoca una invasión animal y vegetal que pueden tomar el control y variar ecosistemas ajenos. Un ejemplo es la invasión del mejillón cebra, el visón americano, la cotorra argentina, la cotorra de Kramer, el picudo rojo que destroza nuestros palmerales, las medusas que invaden nuestras playas, las cianobacterias y algas que empiezan a invadir las costas Canarias, etc, etc.
La contaminación atmosférica que, no solo afecta directamente a nuestra salud, si no que destruye la capa de ozono o provoca el efecto invernadero. Debemos concienciar a los ciudadanos para revertir la situación, cambiando nuestro sistema de transporte por el colectivo o el no emisor de CO2; y cambiando nuestras fuentes de energía, actualmente basadas en el consumo de combustibles fósiles por otras limpias, como la eólica o la solar. Incentivar la llamada energía libre: motores magnéticos que funcionan eternamente con campos magnéticos, motores de agua, etc.
Los incendios forestales y la consecuente deforestación y desertificación, es otro de los grandes problemas que sufre nuestro país, ahora agravado por el cambio climático. El 90% de fuegos, que en 2005 arrasaron 177.333 hectáreas, son provocados por el hombre y la desaparición de bosques primarios (no alterados por la actividad humana) es fruto, entre otras causas, del desarrollo urbanístico.
La construcción masiva. Mientras la población aumentó en los últimos años un 4%, el territorio urbanizado lo hizo un 25%. Se ha llegado a un punto, que hay que regular nuestro turismo para que este no arrase nuestro litoral, o nuestras islas. La sobreexplotación turística está llegando al punto de poner en peligro nuestra “gallina de los huevos de oro”.
La extinción de especies. Joyas de nuestra fauna y flora, como es el lince, el lobo, el oso pardo o el águila imperial, el visón europeo, la nutria, etc, están a punto de desaparecer porque estamos construyendo un mundo donde ellos no tienen cabida.
El riesgo nuclear. A pesar de que durante décadas nos tratan de convencer de la seguridad de las centrales nucleares, estas siguen siendo igual de inseguras y los residuos siguen estando en las piscinas de las centrales porque aún no se sabe qué hacer con ellos.
Somos el único país de la UE que cultiva alimentos modificados genéticamente de forma comercial. Es una amenaza al ecosistema a la que dedicamos 60.000 hectáreas de tierras de cultivo.
A nivel mundial, los entomólogos están documentando la pérdida masiva de mariposas, abejas, escarabajos y libélulas. Las causas son el cambio climático, el uso de toda clase de insecticidas contaminando los campos y ciudades, la contaminación de los suelos y del aire, urbanización y fragmentación del territorio, deforestación y transformación de los usos agrarios, desaparición del pastoreo tradicional y el uso de medicamentos que se aporta al ganado; son algunos de los factores que están influyendo en la desaparición masiva, poniendo en peligro a numerosas especies que sirven de alimento y a ecosistemas enteros, con grave prejuicio en la polinización, dispersión de semillas, mantenimiento de la estructura y fertilidad del suelo, controles biológicos de las plantas y otros animales.


Basuras y residuos peligrosos. A fecha de hoy solo se recicla el 11% de la basura que se genera; que, por cierto, es cada vez mayor. Las imágenes de inmensas islas de plásticos y las ingentes especies marinas atrapadas en ellos, alarman e indignan, con razón, a la población mundial. Por otro lado, a fecha de abril del 2018, en seis años han ardido 156 empresas de reciclaje con todo su contenido. En 2016 fueron 32 y en 2017 aumentó significativamente a 57, en un clara de realidad de la existencia de una mafia nacional que reciben dinero para el reciclaje pero no se controla su destino, muchas de ellas acaban siendo incendiadas que resulta más barato que reciclar. Hecho que ya ha sido denunciado por diferentes ONGs y Diputados sin que hasta el momento se haya abierto una investigación clara para  depurar responsabilidades o legislado una ley que controle de forma efectiva todo el proceso de reciclaje, desde su inicio hasta el final.
Paralelamente a todo lo anterior, existe una guerra silenciosa entre los que queremos dejar a nuestros hijos un mundo, al menos, igual al que heredamos de nuestros padres, y los ecocidas irresponsables que, egoístamente, quieren seguir lucrándose aunque desaparezca nuestra fauna, nuestros bosque, nuestros recursos, nos lleguen huracanes e inundaciones, cambie el clima o nos envenene el aire que respiramos. Y esa guerra, la estamos perdiendo. Han conseguido; no solo presionar a nuestros representantes políticos para que defiendan sus intereses, si no que han silenciado a aquellos grandes comunicadores que creaban conciencia; entre ellos, Félix Rodríguez de la Fuente, David Attemborough, David Suzuki, el Comandante Cousteau, Carl Sagán, etc, algunos de ellos ya desaparecidos pero con un gran legado que han dejado a la humanidad.
            Pocos son los comunicadores al nivel de los ya mencionados que han salido en nuestras pantallas de televisión, entre ellos Luis Miguel Domínguez y el recientemente fallecido Pablo Herreros y en espacios o programas cortos sin continuidad. En el terreno digital, es de importancia resaltar el blog referente de todos los grupos animalistas en España “El caballo de Nietzsche” dependiente de diario.es y dirigido por periodistas comprometidos en la defensa animal y que son a su vez grandes comunicadores.
Los políticos no se atreven a tomar las medidas necesarias; unos por ceder a las presiones de los ecocidas y otros porque las medidas medioambientales “son impopulares”; recordemos los recientes altercados protagonizados por los “chalecos amarillos”, en Francia. Esas medidas serían más fáciles de llevar a cabo en una sociedad concienciada.
La Radio Televisión Española tiene 9 canales: La 1, La 2, Clan, 24 horas, Teledeporte, La 1 HD, La 2 HD, Teledeporte HD y Clan HD. ¿No podría crearse un canal Tierra que divulgue el respeto por los animales y el medioambiente?
Es imprescindible que informativos medioambientales, debates, tertulias, documentales, películas, concursos, etc, donde se forma y se informa de los problemas que afectan a este planeta y a la defensa animal, lleguen a la televisión pública (las televisiones privadas no lo van a hacer) sin que se ponga trabas a cualquier tema con rigor científico y con la participación de ONGs, científicos, escritores, naturalistas, periodistas; donde la protección animal y la defensa del medio ambiente pueda tener sus secciones compartiendo en común los intereses de nuestra Tierra.  SI no es así, los negacionistas del cambio climático y todos aquellos que atentan contra el medio ambiente y los animales, no van a dejar un planeta mínimamente vivible para nuestros hijos.


Por ello, desde Proyecto Gran Simio, una ONG, sin el más mínimo ánimo de lucro, rogamos que se tome en serio los problemas ambientales  y de la defensa animal que afectan a nuestro Planeta y se haga todo lo posible para que haya un canal medioambiental en la televisión pública, donde tenga cabida todos los temas arriba mencionados, donde se trate abiertamente por colectivos de ONGs, ciudadanos y periodistas comprometidos por la defensa de la Tierra. Ya sé que se podrá pensar que hay algunos documentales en los que se ven leones cazar ñus en la sabana africana o programas como “El Escarabajo Verde” o “Aquí la Tierra” pero a la vista está, que no es en absoluto suficiente, ni se tratan los temas con amplitud.
Por ello en los programas electorales para las próximas elecciones se debería pedir que incluyan un canal público exclusivamente para todos los temas señalados, un Canal Tierra donde sea el eco y la voz de los que defendemos la naturaleza y los seres vivos que en ella habitan, un canal educativo y participativo para todos los públicos donde se incluya posibles soluciones a las agresiones a la biodiversidad, donde la voz de los animales sea un referente mundial en la comunicación. Un canal de televisión para un planeta que muere.


En uno de los maravillosos capítulos de la no menos maravillosa serie documental “La voz del planeta” que los españoles de nuestra edad tuvimos la suerte de ver y nuestros jóvenes no, el planeta Tierra le decía a William Shatner, el Capitán Kirk de la nave Enterprise (Star Trek):

“¿Tu especie cree que puede dañarme?; este planeta ya tenía vida miles de millones de años antes de que los de vuestra especie, caminase sobre mí; y seguiré albergando vida y girando alrededor del Sol, millones de años después de que hayáis desaparecido. No podéis destruirme, os estáis destruyendo vosotros mismos”.

Tenemos que tomar conciencia y poner medios para dejar a nuestros hijos un mundo, al menos igual al que heredamos de nuestros padres; si ni si quiera lo intentamos, si le dejamos un planeta destruido, contaminado y sin recurso, sin que hayamos podido legislar por los derechos básicos de todos los animales, sin que hayamos mirado a los ojos de nuestras mascotas y de los animales llegando a la conclusión que son seres vivos sintientes con derechos;  el hombre habrá fracasado como ser inteligente para convertirse en un monstruo agresivo y nos harán responsables genocidas de la vida y de la destrucción de su futuro y de sus derecho a vivir en paz.


PEDRO POZAS TERRADOS

LOS TAPANULI: LOS ÚLTIMOS HOMÍNIDOS


Pedro Pozas Terrados

En 1997, una expedición descubrió una población aislada de orangutanes en la región de Batang-Toru, en el distrito Tapanuli  Central, Norte y Sur de la isla de Sumatra (Indonesia).  Esta población se encontraba aislada en un pequeño número de fragmentos selváticos que suman un total de alrededor de 100.000 hectáreas. En los primeros estudios realizados por esa fecha, se constató que se trataba de una población especial e incluso algunos investigadores proponían calificarla como subespecie de la población existente al norte de Sumatra Pongo abelli. En 2013 se estudió un orangután muerto recientemente en la zona y se comprobó que su cráneo tenía diferencias palpables al resto de los existentes en Sumatra y Borneo, además de ser más pequeño, esbelto, diferencias en sus dientes y con más pelo en todo el cuerpo.





            Hasta el momento eran solo dos especies de orangutanes que habitaban  en Indonesia y Malasia, los del Norte de Sumatra y Pongo pygmaeus de la isla de Borneo. Pero para asegurarse de que estos orangutanes encontrados en una zona aislada de Sumatra separada por al lago Toba de sus compañeros del Norte eran diferentes al resto de las dos especies existentes en Indonesia, había que estudiar su genoma.

            Hace escasamente poco tiempo, en 2017, un análisis internacional realizado por científicos de la Universidad de Zúrich y con destacada participación del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona, un centro entre el CSIC y la Universitát Pompeu Fabra, publicado en la revista científica Current Biology, demostraron que los orangutanes del distrito de Tapanuli presentaba características diferenciadas de las otras dos especies de orangutanes, por lo que sin duda y a raíz de las numerosas comparaciones y estudios realizados, se llegó a la conclusión que se trataba de una nueva especie de orangután, la más primitiva, por lo que las otras dos hasta ahora descritas especies se habrían separado de ella hace  700.000 años.

            Este gran hallazgo en el mundo de la ciencia y en el campo evolutivo de los homínidos no humanos, saltó a las agencias de noticias de todo el mundo que durante una semana presentaban a la nueva especie Pongo tapanuliensis, llamado comúnmente Tapanuli, como un gran descubrimiento.

            La familia de los homínidos vivos ha pasado a ser de siete especies (Orangután de Borneo, Orangután de Sumatra, Gorila Occidental, Gorila oriental, Chimpancé, Bonobo y Humanos) a ocho especies con los Tapanuli, el último de los homínidos. Pero sin embargo en 2012 se estimó la población de los Tapanuli en 800 individuos, pasando de este modo actualmente a ser la especie de grandes simios con mayor peligro de extinción en el mundo. Con una particularidad importante, la estimación se efectuó hace siete años, por lo que urge de forma de forma inmediata realizar un nuevo balance de la población de los Tapanuli debido a la gravedad de su aislamiento, el reducido entorno en donde se encuentran  y la acometida de grandes infraestructuras que ponen aún más en peligro al último homínido vivo descubierto.

          

  Debido a los altos niveles de fragmentación del hábitat de los Tapanuli, la matanza ilegal de sus poblaciones,  las plantaciones agrícolas, la exploración y explotación minera y un plan hidroeléctrico a gran escala, esta nueva especie de los grandes simios con un gran valor evolutivo, corre el riesgo de desaparecer en pocos años si no se pone freno a estas políticas abusivas de explotación de su territorio. A pesar de estar en una zona protegida, los Tapanuli se enfrentan a un genocidio veloz si no se ponen las medidas necesarias para que su población sea justamente protegida a nivel nacional e internacional.



            Según datos de Amigos de la Tierra en Indonesia que están actualmente en juicio contra el gobierno regional por las irregularidades que la construcción de la presa hidroeléctrica presenta, la tala de árboles ha comenzado y si no se pone fin a esta barbarie, tendrá un grave impacto a su reducida población, ya que a día de hoy se ignora el número de ejemplares que sobreviven en condiciones caóticas y de exterminio. Detrás de esta mega construcción se encuentra el Banco de China. Se están preparando acciones en todo el mundo a las puertas de esta multinacional que no valora ni respeta el medio ambiente y menos a las especies en peligro de extinción como los grandes simios y en particular a los Tapanuli.

           Asociaciones como Save Tapanuli Orangutan, Jakarta Animal Aid Network (JAAN), Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción,  Proyecto Gran Simio (PGS); están luchando para que a nivel internacional se reconozca la importancia de los Tapanuli y su protección inmediata. Activistas como Roser Gari, psicóloga y naturalista,  colaboradora de JAAN y recién nombrada representante del PGS en Indonesia, se encuentra realizando grandes esfuerzos en distintos países europeos para que la voz de los Tapunuli sea escuchada, para que su hábitat sea protegido y para dar voz a este genocidio premeditado y consentido. Roser se encuentra entrevistándose con equipos de abogados internacionales para realizar acciones legales contra la construcción de la hidroeléctrica.

            Los propios científicos que han anunciado al mundo el descubrimiento por parte de los humanos de esta nueva especie de homínido, anuncian que si no se emprenden medidas urgentes para reducir las amenazas estaremos siendo testigos del descubrimiento y extinción del último homínido vivo encontrado desde que en 1.929 se descubriera a los Bonobos en la República Democrática del Congo.

            Solo alrededor del 10% del rango geográfico de los Tapanuli se encuentra en un área reconocida por la Base de Datos Mundial de Áreas Protegidas. El 76% está en Hutan Lindung,  bosque de Protección en Indonesia que como hemos visto no se respeta y el 14% no tiene ningún tipo de protección, a pesar de que es un bosque primario accidentado con las densidades más altas de Tapanulis en el ecosistema Batang Toru. Además una empresa mantiene un polémico permiso de tala de 300 kilómetros cuadrados de bosque primario en plena área de los Tapanuli.

            Tras la noticia de su descubrimiento al mundo, los Tapanuli, los últimos homínidos que son los descendientes directos de los oranguntanes iniciales que habían emigrado de Asia Continental y que por lo tanto constituyen la línea evolutiva más antigua dentro del género Pongo, han sido olvidados y dejados a su suerte por parte del gobierno y la comunidad científica internacional. Sus vidas están pendientes de un hilo que puede romperse en cualquier momento y que sin duda contiene una gran información evolutiva de la propia historia de la humanidad.

          

  El hombre sigue empeñado en permanecer como homínido único, exterminando al resto de las siete especies con las que comparte familia, como ya lo hizo con otros homínidos que ahora se busca sus restos en cuevas para completar nuestra historia evolutiva. No debemos permitir bajo ningún concepto que el exterminio de los grandes simios continúe sin ningún tipo de protección. En Proyecto Gran Simio  lleva luchando más de 20 años para que los homínidos no humanos sean declarados Patrimonio de la Humanidad y de esta forma proteger su hábitat y para una Ley de grandes simios que les reconozcan sus derechos básicos.



El 60% de los primates en el mundo están amenazados de su extinción. Precisamente es un primate llamado humano el que ha decidido extinguir a sus parientes y a su propia especie en los genocidios contra los pueblos indígenas o su responsabilidad directa en el cambio climático.

Las multinacionales como el Banco de China o el Mundial, no hacen más que apoyar megaproyectos sin respeto a la naturaleza, a los seres vivos o los ecosistemas, amparados por políticos de turno que facilitan la labor destructora de la biodiversidad de nuestro planeta.



¿Vamos a permitir una vez más que se salgan con la suya y hagan desaparecer a los Tapanuli, símbolo de los grandes simios  y eslabón importante en la cadena evolutiva de nuestra propia familia homínida? Una sola persona, Dian Fossey logró parar la extinción de los gorilas de montaña ¿Seremos capaces de realizar su misma proeza en el siglo XXI, siendo muchas las personas que queremos la protección de los Tapanuli? ¿Porqué de una vez por todas la Unesco no declara a los grandes simios como patrimonio de la humanidad y así proteger su hábitat? En algunas cuestiones y en lo referente principalmente a la protección animal y el medio ambiente, en lugar de avanzar como sociedades civilizadas, parece que retrocedemos a tiempos en la que los animales se cazaban en su hábitat para después exponerlos disecados en museos o cautivos en zoológicos.

            Los Tapanuli son los últimos homínidos descubiertos. Necesitan nuestra ayuda. No les dejemos solos. Su extinción será el declive de la propia existencia de la humanidad.

PEDRO POZAS TERRADOS

¿POR QUÉ?


Con esta pregunta coherente o con caritas tristes de enfado y algún mensaje que otro, es la respuesta a la poda abusiva o más bien masiva mutilación que algunos vecinos han escrito indignados en los cortes realizados recientemente a las encinas en el denominado parque de los Alcornocales.

            

Este modo de actuación con sierras mecánicas no se debería realizar ni tampoco se puede llamar limpieza de matojos, sino talas muchas de ellas de ramas fuertes que no tenían ningún peligro de caída, dejando de esta forma a los encinares desprovistos de muchas ramas y algunas encinas cortadas al ras del suelo.





            Esto es imperdonable y no sostenible el trato que se ha dado a este bosque singular y atractivo, en el que muchos ciudadanos pasean entre los encinares disfrutando de la naturaleza y el olor a campo y escuchando sus sonidos y el canto de los seres que habitan en sus ramas que les da cobijo.

           No sé quien planifica estas podas mortales y con qué razonamiento corta unas ramas si y otras no. No tiene sentido alguno. No es un parque infantil que tiene que cuidarse bien para que no se produzca un accidente. Estos pequeños encinares son vírgenes, se encuentran ya en el exterior de la ciudad pegados al Parque Regional de la Cuenca del Manzanares y sus ramas no hacen daño a nadie y sin embargo son necesarias para el buen desarrollo de la encina, para albergar a numerosas especies de insectos necesarios y para captar más CO2 de los expulsados por el hombre.

           

Ahora, al pasear, nos preguntamos ¿Por qué?. Miremos donde miremos vemos la huella de la mutilación sin sentido, de sus ramas heridas, del poco respeto a los verdaderos guardianes del planeta.


            

No  entenderé jamás el porqué se planifica estas mutaciones. No estoy en contra de una poda normal, pero lo que se ha hecho de nuevo en esta zona tan querida por muchos vecinos, es un abuso que va contra la dignidad de la encina y el respeto a la vida de unos seres que aunque sean vegetales, son indispensables para la vida.




PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)




EL CITES EN ESPAÑA BAJO SOSPECHA







PEDRO POZAS TERRADOS
Todas las indicaciones científicas y evaluaciones realizadas en numerosos países de sus ecosistemas naturales, indican claramente que nos hallamos ante la denominada “Sexta extinción de especies” a nivel global,  protagonizada y ejecutada por la especie más dominante del planeta, el hombre. La destrucción de las selvas tropicales y la constante extracción de los recursos naturales, hace que estemos viviendo lo que los investigadores ya llaman “la era del antropoceno” que comenzó con la revolución industrial, en la que el ser humano está arrasando el único planeta donde vivimos y poniendo en peligro la supervivencia de la vida incluso de sí mismo.
            Ante este negro panorama que nos envuelve, los datos son estremecedores. Según el Índice Planeta Vivo de WWF, las poblaciones de las especies terrestres disminuyeron en un 38% debido a la pérdida y la degradación del hábitat y por la sobreexplotación; las de agua dulce en un 81% por su pérdida, contaminación de las aguas y degradación de su hábitat y las marinas en un 36% por sobreexplotación, agotamiento de los caladeros de pesca y pérdida y degradación de los ecosistemas marinos. Los porcentajes se incrementan alarmantemente según pasan los años y por el momento no hay voluntad política para que estas cifras disminuyan, al contrario, aumenta de forma precipitada.
                        Aunque es verdad que el CITES es un instrumento válido para combatir el tráfico de animales y que lo han firmado numerosos países que cada año añaden en la lista de especies en peligro de extinción aquellas en las que en sus países están desapareciendo o necesitan entrar en un tipo de protección intermedio, no deja de tener importantes lagunas, con unos documentos CITES que deben acompañar a los animales para mostrar su legal procedencia, que ni son iguales para todos los países y  son fáciles de ser falsificados.
            Por otro lado, el tráfico se ha extendido a las nuevas tecnologías y en internet existe un verdadero descontrol y un acceso rápido, eficaz y más seguro para seguir anunciando ventas de especies en peligro de extinción que son enviadas muchas de ellas en paquetería (cuando son animales pequeños como ejemplo loros, titis, tortugas, serpientes, etc.) sin riesgo alguno.
            El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), es uno de los cuerpos policiales mejor preparados del mundo para perseguir delitos contra el medio ambiente, así como contra la fauna y flora protegida. Pero se topa muchas veces con la torpeza de los políticos y las competencias de las Comunidades e incluso a la hora de una incautación, muchas veces no saben donde depositarlas, siendo los zoológicos para los animales exóticos los principales receptores de estos animales. Pero hay un grave problema. ¿Con que moral en una inspección a esos zoológicos concertados, si ven alguna norma que se incumple, pueden denunciar?  El Estado es el responsable de esta situación porque debe de tener Centros de rescate Oficiales para evitar precisamente situaciones de este tipo o que más tarde esos zoológicos o centros que han recogido especies intervenidas pidan dinero públicamente para mantener a estos animales.

Sacrificio de animales en peligro de extinción
           
Proyecto Gran Simio lleva denunciando desde hace tiempo esta situación en España y ha tenido que recurrir a la Unión Europea para que sea admitida a trámite una denuncia contra diversos artículos del Real Decreto 1333/2006, que regula el destino de especímenes CITES incautados en España. El Citado RD  infringe la normativa internacional sobre CITES estando muy lejos de los objetivos reales de su creación, ya que en su artículo 8 Apartado Cuatro dice textualmente: "En el caso de que sea imposible o inadecuada la reintroducción del espécimen al medio silvestre, su cesión para su mantenimiento en cautividad o su donación para fines de investigación, o los especímenes padecieran de una enfermedad incurable, crónica o infecciosa, podrá aplicarse la eutanasia y, en su caso, la destrucción del espécimen vegetal."  ¿A caso se protege a las especies amenazadas de extinción con un artículo donde se autorice su sacrificio por el mero hecho de no encontrar un lugar para su cesión o mantenimiento? ¿Es realmente el CITES en España un organismo de protección animal o sólo un organismo para recaudar? Por otro lado, a los infractores se les aplica la Ley de Contrabando, siendo sólo delito cuando el valor de lo incautado supera cierta cantidad. Pero, ¿quién pone precio a la vida? Nos encontramos una vez más con la ineptitud de los políticos a la hora de luchar contra este tipo de delincuencia. Debería ser delito todo aquel que traficara con especies protegidas? ¿Es así como se trata  las especies protegidas en peligro de extinción en España?

Por lógica y porque hay muchos técnicos expertos que saben más de animales, la Secretaría CITES debería estar ubicada en el Ministerio de  Transición Ecológica, en una Dirección General de Protección Animal que englobara todo lo referente a los animales. Tal vez de esa forma se podría conseguir una mayor coordinación y avance contra la tenencia de animales exóticos y el control de especies en peligro de extinción

El tráfico de especies de grandes simios y en concreto de chimpancés continua de una forma alarmante, al existir demandas de mascotas en domicilios particulares de gente adinerada o destinados a zoológicos, donde un bebe de chimpancé puede llegar a tener un precio como mínimo de 12.500 dólares. El costo de este tráfico es terrible para las poblaciones en libertad, ya que se asesinan a todos los adultos de la familia y del resto del grupo para que no impidan la captura del bebé. Una vez en poder de los furtivos, los adultos muertos son vendidos en mercados como carne de caza. Para obtener un bebé vivo, más de 10 adultos son sacrificados.

En esta cadena que se extiende desde los cazadores furtivos, intermediarios, falsificación de documentos CITES de exportación, transporte y en última instancia los compradores, muchos de los animales mueren de miedo, tristeza o de hambre. El destino de este tráfico internacional debido a la fuerte demanda y por sus altos precios en el mercado negro, se extiende  a los países del Golfo, Asia sudoriental y China, siendo muchos de ellos blanqueados y pasando a formar parte de la población cautiva nacidos en los zoológicos y dirigidos después muchos de ellos a otros países.

Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, unos 3.000 grandes simios (chimpancés, orangutanes, gorilas y bonobos) son extraídos de  su hábitat con destino a la cautividad. Pero el número es mucho más alto de las cifras oficiales ya que no hay un control sobre sus poblaciones y además se añade la muerte de los adultos de su familia. Sobre el resto de las especies ni se sabe que cantidades son las empleadas para este tráfico criminal de la vida.

La obtención de permisos falsos, su comercio ilegal, la corrupción de los organismos oficiales, conexiones  de las redes, la facilidad de las leyes internacionales sobre la compra y venta de especies en peligro y los papeles CITES que son fáciles de falsificar  e incluso de amparar más de un individuo utilizándolo las veces que sea necesario, hacen de este comercio ecocida un negocio jugoso imparable.

Circos sin animales.


           Poco a poco, cada vez son más los municipios y ciudades que están cerrando la entrada a los circos donde se utilizan animales  en sus espectáculos y algunos de ellos, ante la presión de la sociedad, están reconvirtiéndose donde sólo los humanos realizan sus representaciones artísticas. Pero..¿Qué ocurre con todos los animales que esos circos tienen? Existe el peligro de que sean sacrificados, ya que dependiendo de la especie, los zoológicos cierran las puertas a especies que supongan un gasto fuerte económico cómo pueden ser leones, tigres o elefantes. Entonces ¿qué salida tienen?

            El Estado debe crear como le ha aconsejado la Unión Europea, un Centro Nacional de recuperación especies CITES, donde tenga cabida todas las especies que se incauten en las fronteras o por parte de las fuerzas de seguridad y un lugar donde puedan ser depositados los animales de los circos que se reconvierten. Este Centro debe ser gestionado por profesionales de calidad, donde los animales se encuentren bien y en espacios suficientes y donde se intervenga con métodos no invasivos para que no puedan reproducirse. Casi todas las Comunidades Autonómicas ya tienen su propio Centro de rescate pero sólo para especies autóctonas.

            Con la creación de este Centro Nacional, además de dar puestos de trabajo y ser un refugio seguro para los animales incautados CITES, se debe de realizar las gestiones oportunas para que las denuncias que se efectúen contra el tráfico de especies, tenencia ilícita de especies…además de estar castigadas por el Código Penal, sus infractores sean sancionados y el dinero recogido, sea empleado para la gestión del mencionado Centro.

           
Algunas medidas que se podrían implantar

De forma urgente se deben de poner en práctica soluciones inmediatas para paliar en la medida de lo posible la sexta extinción de especies que estamos originando en todo el planeta. Para ello, al menos en España, debemos implantar una batería de medidas que dificulte el tráfico de especies y con unas leyes impecables que castigan a los infractores. Algunas de ellas podrían ser:

* Los grandes simios son las únicas especies que comparten con nosotros el tener huellas dactilares. Se propone que el CITES que acompañe a un chimpancé, gorila, bonobo o orangután, tenga que tener una fotografía de su cara y su huella dactilar que son únicas en cada individuo.

* Las multinacionales que operen en los países donde haya pueblos indígenas, ecosistemas tropicales, poblaciones de grandes simios y de otras especies protegidas, deben de tener en sus productos elaborados, un sello que certifique sus buenas prácticas y respeto con los animales, los humanos y los ecosistemas. El sello deberá ser entregado por un Comité científico independiente y compuesto en su mitad más uno por ONGs conservacionistas.

* El cese de los Programas de reproducción para los grandes simios en los zoológicos y de otros animales exóticos, ya que no sirven para la conservación de los mismos, sino como un negocio de intercambio entre zoológicos excepto si se trata de animales autóctonos con programas específicos de reintroducción a su hábitat.

* La reproducción en cautividad debe cesar, excepto para especies autóctonas. La jaula que quede vacía, debe quedar vacía para siempre.

* Que los Organismos que se dediquen al control de especies amenazadas dependan del Ministerio de Transición Ecológica bajo la dirección de técnicos especializados.

* La creación de una policía cibérnetica que dependa del Servicio de protección de la Naturaleza de la Guardia Civil.

* El cese inmediato de los acuerdos para depositar especies CITES intervenidas en Zoológicos o Centros Privados, debiendo el Estado Español de tener su propio Centro de Rescate.
* Realizar continuas campañas de concienciación.
* Control riguroso y estricto de las tiendas de animales, prohibiendo la exhibición de especies vivas sea cual sea su categoría, incluido animales domésticos.
* Modificación inmediata del artículo 8 del Real Decreto 1333/2006 que regula el destino de los especímenes CITES intervenidos por estar en contra de la propia finalidad de protección de las especies protegidas al permitir su sacrificio.
           Esta batería de medidas por parte de España podría suponer un arma eficaz en la lucha contra el tráfico de especies. Como en muchas otras causas, los políticos son responsables  de este tráfico de la vida porque tienen en sus manos el poder de legislar y tomar las medidas suficientes para evitar o al menos paliar en gran parte, este negocio abusivo de la biodiversidad de nuestro planeta. La sociedad tiene a su vez la responsabilidad de evitar este tráfico mediante el uso responsable de la razón. No hay que olvidar que sin comprador no hay vendedor y sin vendedor la vida florece en todo su esplendor protegiendo la belleza de nuestros ecosistemas que son el motor de nuestro planeta, el único que poseemos y que tenemos la obligación de proteger para las generaciones futuras.

viernes, diciembre 28, 2018

UNA MIRADA AL CORAZÓN HUMANO


Día a día vemos como siguen llegando olas de seres humanos desesperados que buscan un paraíso, un remanso de paz, una esperanza ya perdida y un futuro robado en sus propios países de origen. Sin embargo, sus ilusiones son pisoteadas por políticos sin escrúpulos y por un sistema económico mundial que arrasa a los países pobres fomentando enfrentamientos mientras se les roba los recursos naturales y sus gobiernos se corrompen.

         Para ello, es menester imprescindible mantener a una sociedad desinformada, contar mentiras y estadísticas no fiables y aumentar de esta forma la xenofobia de los que llegan agotados y exhaustos en busca de una patria perdida. ¿Acaso no lo hicimos nosotros en épocas anteriores?

         La destrucción de sus recursos naturales por multinacionales sin escrúpulos apoyadas por una economía global que solo busca su beneficio unida a sí misma en una guerra económica sin precedentes, junto con las guerras locales y los refugiados medioambientales originados por el cambio climático cuyos culpables son los políticos de los llamados  G20 por no poner de forma inmediata medidas para frenarlo; hacen que estas masas de seres humanos huyan y se dirijan en busca una vida mejor como siempre han hecho nuestros ancestros homínidos a lo largo de la historia de la humanidad.

         

La ceguera que nos quieren imponer de desde las altas elites mundiales, hacen que nuestras vidas naveguen sin saberlo o mirando a otro lado, bajo el estiércol fabricado por el poder económico liderado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), enmarcados en una globalización creciente que actúa contra los derechos más fundamentales de los seres humanos.



        Es por todo ello que he querido mostrar mi rechazo y mi indignación en estos días de opulencia con tres lágrimas, tres gotas de realidad diaria, tres historias que en cada minuto se produce en este mundo y en lugares diferentes. Un mundo que es pequeño y queremos hacerlo infinito. Tres momentos de la vida de un niño en tres escenarios donde la vida humana no es respetada, donde los ojos de un niño jamás han experimentado la alegría y son víctimas de abusos de todo tipo, donde no han conocido la tranquilidad ni la paz soñada, donde sus vidas son un verdadero infierno.

         El homo sapiens debe de reconvertirse y conquistar de nuevo la empatía que está perdiendo y que tantas lecciones nos da de ella el otro mundo al que oprimimos y separamos del nuestro: los seres vivos no humanos.

           Tenemos que ser conscientes del horror del cual somos cómplices, de cómo abandonamos en los mares a seres que buscan la paz y la alegría en sus corazones, de cómo alimentamos conflictos por puros intereses económicos como las consecuencias de la extracción de los minerales columbita y tantalita (coltan) en la República Democrática del Congo donde se extrae el 80% de la producción mundial. Nos estamos dirigiendo precipitadamente a la extinción de nosotros mismos, perdiendo la humanidad.

         




         Tres corazones en un mundo cada vez más deshumanizado. Tres vidas frustradas que representan a millones de personas. Que nuestro corazón se abra y nuestra mirada descubra el universo de la verdad.
        

ESCLAVOS DEL SIGLO XXI





Abrió sus ojos tristes, secos, sin lágrimas, con escozor en su retina y con restos de tierra seca en su piel, sediento de hambre, volviendo a la realidad de un sueño perdido, de una esperanza ahogada. Esclavo de unos hombres criminales que le hacían trabajar de luz a luz sin descanso y con un kalashnikob apuntándole en la cabeza. Tenía diez años. Soñaba con ser niño y poder abrazar a sus padres asesinados hace  años delante de sus ya inexistentes ojos a la vida.

Sentía frío y sus delgados brazos dolorosos no le dejaban descansar. De pronto una vez más irrumpió en su celda  un hombre pegando culetazos con su arma para que se levantara de inmediato.

Cómo un autómata sin nada que esperar, se puso en pié, calzó unas sandalias rotas y atadas a los pies con una cuerda, salió aún siendo de noche y le obligaron a montar en una camioneta que les esperaba con un rugido ensordecedor  y olor a gasoil quemado.

Al llegar, cogió un pico y se dirigió hacía un agujero para buscar el preciado mineral coltán imprescindible para que otros niños de otros países pudieran ser felices con sus móviles.

LA HUIDA


        

     De pequeña fue una niña feliz. Vivía en un mundo mágico, donde cualquier acontecimiento, era una alegría y una fiesta en las calles donde vivía. Pero un día, todo cambió. Hombres, mujeres  y niños eran asesinados por francotiradores, por de la deflagración de bombas inteligentes y de racimo. Esos días donde las risas se escuchaban en cada rincón, habían cesado.


Un mañana, sus padres recogieron todas sus pertenencias y huyeron de algo que no comprendía. Pasó verdaderos suplicios y llantos, injusticias y abusos, en un peregrinar hacía ningún lado, pues todas las fronteras estaban cerradas. Conoció el hambre y el frio, la maldad y la miseria. En una de las tantas aglomeraciones perdió a sus padres y sin saber cómo, se encontró embarcada en una patera  que hacía aguas, rumbo decían al país de las mil maravillas.

Pero el destino hizo que la barca se hundiera y ese mundo feliz se convirtiera en el peor de los infiernos. Lo último que vio fueron cuerpos flotando en la inmensidad del mar, gritos de lamento y angustia, de temor y muerte.

 Perdiendo sus fuerzas se dejó llevar plácidamente a las profundidades de un mundo perdido, de una huida sin fin.


ILUSIÓN PERDIDA

        



         Diez de la mañana en Duma (Siria). Khaled de quince años salió a la calle con su inseparable balón. Quería ser un gran futbolista. A veces absorto en sus pensamientos se imaginaba saliendo al campo junto con su equipo y miles de espectadores aplaudiendo. Pero después miraba a su alrededor y solo veía escombros, casas derruidas y como sonido en ese silencio de muerte, explosiones lejanas.

Tenía su balón, único juguete con el que dormía todas las noches entre el polvo de ladrillos caídos, en un colchón en el suelo y unas paredes agrietadas por las bombas.

Cuando chutaba el balón, se olvidaba de las gentes que había visto morir en sus calles. Ese día era especial y lo sabía. Lanzó el balón hacia arriba y mientras corría para cogerlo vio que también caía un objeto acompañado de un sonido que muchas veces había escuchado. No le dio tiempo a correr. A la vez que el balón tocaba el suelo, un proyectil químico lo hacía también junto a él.

Se olvidó del campo, de su pelota, comenzó a sudar, cayó al suelo y sus ojos se fueron cerrando. Sueños perdidos  que volaron al verdadero universo de la verdad.

PEDRO POZAS TERRADOS