martes, enero 18, 2011

EL AGUA DE MAR PUEDE ACABAR CON EL CÓLERA EN HAITÍ

Numerosas ONGs, políticos, Instituciones, científicos y medios de comunicación, silencian un posible remedio eficaz contra el Cólera y la desnutrición.


Tras el desastre que la población de Haití ha estado viviendo durante muchos años, en el olvido y la arrogancia de una clase política embarcada en la corrupción sistemática y el bloqueo de la comunidad internacional de sus productos, luchas por el poder y abandono total de un pueblo que fue el primero en levantarse contra la esclavitud y lanzar al mundo el mensaje de libertad de unos seres considerados animales de carga; el terremoto que asolo sus vidas, se ha convertido en un demonio demoledor que ahoga la vida de miles de vidas que buscaban la esperanza de vivir. Y por si fuera poco, el cólera, disfrazado ante tanta hipocresía y tanta falsa ayuda que los medios de comunicación han sabido vender bien, ha irrumpido en la vida de los más pobres, dejando miles de muertos, enfermos, niños tirados en las aceras moribundos sin que nadie los ayude por temor a ser contagiados. La supervivencia en el más claro de los horrores humanos.

Despues del terremoto, cientos de ONGs, de galas a favor de los damnificados, de cuentas corrientes en bancos, de gobiernos pidiendo ayuda al ciudadano, de cepillos en la iglesias o ayudas humanitarias....millones de euros recogidos, los suficientes para levantar un país y acabar con la pobreza extrema de una población que va de desastre en desastre, han desaparecido y muy poco ha llegado a su destino, a levantar de la pobreza y la hambruna de numerosos campamento de refugiados sin hogar y sin esperanza. Más de un millón y medio de personas siguen durmiendo en tiendas o entre escombros. Más de 380.000 niños deambulan como zombis por los campamentos levantados tras el seísmo, sin sonrisa, sin juegos, con los ojos llenos de tristeza y las moscas como fieles compañeras de juegos en silencio. Ante tanta ayuda internacional llegada a Haití, sólo se ha recogido el 4% de los escombros que dejó tras de sí el terremoto. Las imágenes de las calles entre ruinas sobrecoge el corazón más duro. ¿Por qué? ¿Por qué tanta hipocresía? ¿Donde esta la ayuda? ¿Que negocio existe tras el sufrimiento humano?. ¿Dónde están los más de 72 millones de euros que en un mes se recaudaron? ¿Quién se ha hecho rico a costa del sufrimiento y muerte de miles de personas?.

Mientras el gobierno, los políticos como siempre (práctica general), buscan su propio beneficio, su ego, su poder, su estatus y en lugar de retrasar elecciones ante la dramática situación en que viven sus ciudadanos, se embarcan como borrachos del poder en una confrontación política sin haber puesto solución a las necesidades de su pueblo.

Y por si fuera poco, ante tanto caos e incertidumbre, ante tanta corrupción y negligencia, ante el pasotismo de los gobiernos, llega el cólera con su guadaña de la muerte y cae hambrienta entre una población desnutrida y débil, fácil objetivo para la dama siniestra que se ceba entre los más necesitados, los mismos, los de siempre.

El cólera ha dejado por el momento más de 3.651 víctimas mortales, más de 154.000 contagiados y cuyas cifras siguen aumentando de forma escalofriante, sin que la medicina moderna no tenga ni idea de cómo combatirla y si hay interés para ello. En sólo una semana se han producido más de 6.000 casos nuevos, los “hospitales” si es que se pueden llamar así, no dan más de sí y muchos mueren sin recibir ayuda médica, abandonados en los campos de refugiados, tendidos en las aceras de las calles sin que nadie se pare y ayude. La extrema situación en que viven ha dejado paso a la supervivencia, a velar por la vida propia, olvidando al otro, ignorando los lamentos de una humanidad deshecha, olvidada, marginada y arruinada.


La falta de agua potable hace aún más crónico todo este conjunto de calamidades. Ya antes del seísmo el 45% de la población no tenía acceso a ella y ahora el porcentaje es incontable, no se puede medir.


Desde la Comisión Europea , se ha llamado a una mayor movilización de la Comunidad Internacional para poder frenar la epidemia del cólera. Más que dinero, dicen pedir un despliegue inmediato de la experiencia y los materiales necesarios. Ha anunciado que el sistema sanitario del país esta desbordado y señala la necesidad de una campaña, de concienciación para que los afectados acudan a los centros de tratamiento. ¿Ignorancia?. ¿Cómo van acudir a los centros si muchos de ellos no pueden andar, no tienen fuerzas de ir a ningún lado? Que fácil es hablar desde la distancia, desde una mesa donde el agua, la comida y todas las comodidades no faltan. ¿Cómo van a pretender que desde esos campamentos donde el cólera esta actuando con mayor virulencia, se pongan en pie como si tal cosa y se vayan andando a los centros sanitarios que cuando llegan no cabe un alfiler? Que bonito es divagar frente a los males de los demás.

Las previsiones apuntan que el cólera seguirá avanzando y en los próximos meses las cifras de casos aumentarán a 400.000 contagiados de los que muchos encontraran la muerte irremediablemente.

Sin embargo, existe una solución sencilla, fácil de aplicar, humilde, gratuita y rápida que podría acabar con el cólera y la desnutrición de los miles de niños y personas que malviven en Haití: Beber agua de mar, tomar tres vasos diarios de agua de mar que contiene todas las propiedades nutrientes para la vida y para alejar la mayoría de las enfermedades.

Rene Quinton, un sabio francés, en junio de 1.912 paró el Cólera en el Cairo (Egipto) inyectando agua de mar, así de sencillo. La historia no engaña y se puede recurrir a las hemerotecas para comprobarlo. Con agua de mar, un elemento gratuito e inmenso, se puede parar el cólera, se puede parar la desnutrición y puede ser un gran aliado para todos los que sufren en Haití.

La Organización OMDIMAR ha realizado numerosos comunicados en este sentido y hasta ahora nadie ha contestado a sus comunicados. Esta Organización ofrece incluso el desplazamiento gratuito de una persona al lugar para poder enseñar y tomar el agua de mar, para parar el cólera y la desnutrición, para que el agua de mar sea un reforzamiento de sus defensas y puedan superar las enfermedades y así evitarse miles de muertes. El agua de mar es el mejor nutriente orgánico y alcalino para luchar contra la deshidratación y desmineralización del cólera. No hace falta millones de euros para combatirla, sino capacidad de comprender lo que hizo Quinton, el legado que nos enseñó y la forma en como él paró el cólera y curó a miles de personas en Francia salvándolas de una muerte segura.

Es de extrañar que no haya despertado ni el más mínimo interés profesional entre la clase médica la utilización de este medio que se viene utilizando desde los tiempos de Hipócrates, Platón y Eurípides y más actualmente por Rene Quinton. ¿Por qué no intentarlo? ¿Qué se pierde por hacerlo y ver los resultados? ¿Es mejor seguir viendo muertos en la calle y emplear millones de euros que no llegan a ningún lado? OMDIMAR ofrece personal gratuitamente para acabar con el cólera y no esta siendo escuchado. Parece que lo gratis en este mundo tan marcado por el poder económico y la opresión de los bancos a los ciudadanos del mundo, no tiene valor alguno. La responsabilidad de las muertes recaen en todos aquellos que tras enterarse de una pequeña (para OMDIMAR fundamental) posibilidad de combatir con eficacia y rapidez el cólera, lo hayan desoído, tachándola de locura o demencia y olvidando a Rene Quinton y su larga experiencia en su lucha contra las enfermedades con agua de mar.

Esta organización, que sólo busca dar a conocer las propiedades del agua de mar, que no pide nada, que el mar es un patrimonio de la humanidad y como tal su uso debe ser gratuito, que quiere implantar Oasis y dispensarios marinos en África como modelo de desarrollo, ya que con agua de mar se pueden además realizar cultivos de arroz, tomates, maíz, patatas, salicornia, etc. además de combatir la desnutrición, se ha puesto en contacto con numerosas ONGs para llevar este mensaje a las que se encuentran desplazadas en Haití, para que lleguen a las Comunidades de Base. Pero desgraciadamente, por ignorancia o pasotismo, por prepotencia o no saber escuchar, ninguna de ellas se han dignado a contestar los llamamientos desesperados que OMDIMAR ha realizado, con intención de poner en conocimiento la forma de salvar las vidas que se están perdiendo en Haití a causa del cólera.

Miembros de OMDIMAR mandaron sendos correos o hablaron con diferentes personas de la Cruz Roja , Médicos sin fronteras, Aldeas infantiles, Ayuda en Acción, Bomberos sin fronteras, UNESCO, Prensa de Haití, Embajada española en Haití, Embajada de Haití en Madrid, Su majestad la Reina , a todos los Eurodiputados de España, Nota de prensa a todos los medios de comunicación, a Programas mediáticos como La Noria , Sálvame o Cuarto Milenio. Nadie ha contestado al llamamiento de OMDIMAR. Sólo el Jefe de la Secretaría de S.M. la Reina ha mandado una carta tras el envió de un informe a la Casa Real sobre las propiedades del mar y su posible uso en la epidemia de cólera en Haití, anunciando el agradecimiento de lo enviado y que la Reina ha dispuesto su traslado a la Cruz Roja , así como a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) para su estudio y consideración. Nadie más, ninguna comunicación de lo enviado nada de nada. Silencio. Puedo entender el silencio de políticos y gobiernos que sólo buscan intereses encaminados a sus directrices políticas sin sentido, pero no puedo entender bajo ningún concepto, el silencio de ONGs que se suponen trabajan en las sociedades de base para dar bienestar y satisfacer las necesidades básicas. ¿Qué más básico es parar con la desnutrición y el cólera? ¿Acaso se han creído que este llamamiento es de unos locos? ¿Es que no pueden realizar unas sencillas consultas por Internet para ver si puede ser viable lo que OMDIMAR propone? ¿Existe prepotencia entre las ONGs, ignorando a otras? ¿Qué hace la cruz Roja ante el informe que le ha presentado la Casa Real ?...y ¿ la Agencia Española de Cooperación?. No tengo palabras para describir este pasotismo troglodita y anticientífico, que esta contribuyendo a que en las calles de Haití o en sus campos de refugiados, la muerte por cólera y desnutrición avance sin control.

¿Por qué no se investiga lo que se dice? ¿Y si resulta que si después de una supuesta investigación se demuestra que el agua de mar efectivamente acaba con el cólera en Haití como lo hizo en el Cairo Rene Quinton? ¿Cómo es que tratándose de vida de seres humanos, no se escuchan otros posibles tratamientos y resultados que están en la historia y últimamente científicamente comprobados? ¿Cómo quedaría nuestra conciencia si al final se demuestra que se hubieran podido salvar los que ahora están muriendo y sin producir gasto alguno? Son preguntas desde OMDIMAR (http://dispensariosyoasismarinos.blogspot.com) y que comparto en su totalidad. Como dijo Jule Michele , escritor e historiador francés en su libro “El Mar” (1861): La generosidad del mar avergüenza a las economías de la Tierra ”.

Y pregunto..¿Por qué no se puede dar un paso hacia la humildad y al menos comprobar si con agua de mar podemos parar estas muertes, acabar con el cólera y la desnutrición? ¿Qué perdemos con ello? Sólo se necesita un poco de voluntad y mucho amor por esos seres humanos que están en estos momentos muriendo. Con toda seguridad, si ellos conocieran que al menos pueda existir un remedio gratuito y abundante para salvarlos de esa enfermedad cruel, aunque solo fuera una tenue posibilidad, sin dudarlo abrazarían el agua de mar, porque ellos aman la vida como nosotros. ¿Por qué tanta burocracia y escepticismo? ¿Acaso tú en las mismas circunstancias no lo harías?.

Desde aquí de nuevo hago un llamamiento a la razón, al sentido común, a la verdad, la humildad, la comprensión y démosle la oportunidad de encontrar en el agua de mar una solución para paliar al menos parte de sus lamentos y encontrar un sentido a su vida. Ya lo dijo Michele: El mar da: aprendamos por tanto a recibir.

PEDRO POZAS TERRADOS


LLAMAMIENTO URGENTE: Si estás de acuerdo con este artículo, puedes mandar sendos correos a los distintos organismos que a continuación se relacionan, pidiendo encarecidamente que se ponga en práctica el uso del agua del mar para combatir el cólera, y la desnutrición como ya lo hizo Rene Quinton en 1912 en el Cairo (Egipto) y que está recogido históricamente. Por el mero hecho de existir una pequeña posibilidad para parar el Cólera en Haití, se deberia poner en práctica la cura del mar. La Asociación OMDIMAR esta dispuesta a mandar de manera gratuita, a personal especializado. ¿Vamos a dejar que sigan muriendo miles de personas y escuchar los llantos de los niños desnutridos, mientras hay una posibilidad de salvarlos? No cuesta nada por intentarlo. Te animo a que realices esta ciberacción. Muchas gracias.

Correos para mandar los apoyos a OMDIMAR y pedir que se utilice el agua de mar como remedio al cólera:

Cruz Roja: informa@cruzroja.es

Agencia Española de Cooperación Internacional: centro.informacion@aecid.es

Médicos Sin Fronteras: aficina-madrid@madrid.msf.org

Aldeas Infantiles: aldeasinfantiles@aldeasinfantiles.es

Ayuda en Acción: informacion@ayudaenaccion.org

S.M. la Reina: sec.reina@casareal.es

Embajada de Haiti en España: embajada@dehaiti.es

Embajada y Cosulado de España en Haiti: embajada.española@haitiworld.com

ambespht@mail.mae.org

GRACIAS POR EL APOYO Y POR TU SOLIDARIDAD.