domingo, marzo 19, 2017

¡NO! A LA ESCUELA Y CAMPO DE GOLF

La pasada semana nuestro Alcalde estuvo en Onda Cero Sierra Norte contestando a preguntas de los ciudadanos tricantinos. Entre muchas, estuvo la mía: “¿Por qué se quiere construir un Parque de Golf destruyendo un encinar centenario en el Parque del Este de Tres Cantos, mientras el aula de medio ambiente Las Vaquerizas se encuentra abandonada y con poca actividad a pesar de propuestas para su activación como la creación de un Gabinete de Historia Natural?”. Primeramente negó que exista un encinar y a las fotografías que adjunto me remito. Después me acusó de no conocer la zona y para una persona amante de la naturaleza como yo, que profesionalmente he estado trabajando 37 años en materia de medio ambiente, que he pateado muchos senderos y que incluso en esta misma sección he denunciado el abandono de una mina de wolframio donde existen gran cantidad de escombros contaminados con arsénico y que pone en peligro la salud de todos los ciudadanos de Tres Cantos, Guadalix de la Sierra y Colmenar Viejo (por cierto oídos sordos por parte del ayuntamiento);  me puede acusar de cualquier otra cosa, pero no de no conocer lo que escribo o denuncio.

            Entre sus justificaciones en la creación de este Campo de Golf bajo el escudo de una escuela pública,  expresó que existía una gran demanda para jugar al Golf como deporte, que estaba en su Programa político y que lo tenía que cumplir y que será beneficioso para los tricantinos pues era un solar público destinado para deporte.

            Cualquier tricantino puede escuchar sus argumentos en Onda Cero. Sin embargo no dijo nada de la poca actividad del Aula del Medio Ambiente que sin duda es más importante que un campo de Golf porque supone dar cultura a nuestros jóvenes en el respeto con la naturaleza en un mundo donde estamos viendo que nos acercamos a un caos medioambiental con consecuencias impredecibles y deben estar preparados e informados porque serán el futuro de nuestro país. El medio ambiente no es una asignatura importante para nuestro Ayuntamiento. El Aula de Las Vaquerizas, la mejor de toda la zona de la Sierra Norte, está completamente abandonada y solo de vez en cuando se realizan alguna actividad, funcionando sólo el huerto escolar los días laborables donde lo visitan los niños de los colegios. Dentro de ese Aula hay espacio suficiente para realizar numerosas actividades los fines de semana encaminadas y dirigidas hacia una cultura medioambiental.

           
Pero no, eso no es importante para nuestro Alcalde. Aún hay más. Dice que era uno de sus puntos en el  Programa político del PP. Se olvida el Alcalde que el PP no es mayoría absoluta y que sólo gobierna por acuerdo con otro grupo político. Además ¿también está en ese programa la destrucción del Parque del Este y el encinar centenario? ¿Porqué no se busca otro lugar llano, sin encinares para la construcción de esta escuela de Golf?. Es más, dice que hay demanda. Precisamente en Norte Noticias del mes de febrero se publica una entrevista al Director del Club de Campo Tres Cantos Golf en que dice que ahora son 170 socios. ¿Sabe el Señor Alcalde cuantos habitantes tiene el municipio de Tres Cantos? Se lo digo yo, según el Instituto Nacional de estadística en 2014 habitamos en esta ciudad 42.546 personas que ahora seremos más. Si el Golf fuera un deporte demandado, aseguro que habría más de 170 afiliados a esta Asociación que por otro lado es digna de existir.

            Aún hay más. Tal vez el Ayuntamiento no se acuerda que en 2004 se intentó construir en el mismo lugar un campo de golf que fue desestimado por los tribunales ante la denuncia interpuesta por la Asociación de Vecinos de Tres Cantos. Seguro que nuestro Alcalde también habrá olvidado el pequeño inquilino de este Parque del Este, un precioso escarabajo que habita en las ramas de los troncos de los encinares de este Parque perteneciente a la familia de los cléridos o escarabajos ajedrezados muy útiles para el medio ambiente ya que son depredadores de otros insectos comedores de madera como por ejemplo la carcoma y actúan como vigilantes y guardianes de los árboles, fieles aliados de la naturaleza. Este pequeño habitante está totalmente protegido por la Comunidad de Madrid.

            Según Ganemos, este proyecto es una especulación inmobiliaria.  Esta misma formación política, indica que la zona donde se quiere construir la escuela de Golf es parte del Parque Regional de la Cuenca del Manzanares, siendo máxima su protección. Es parte de una reserva de la Biosfera declarada por la UNESCO y que se van a utilizar técnicas especialmente agresivas con el medio ambiente y esta junto al monte de Viñuelas, Zona de  Especial Protección de Aves (ZEPA). Además es lugar de campeo del Águila Imperial, una de las joyas de nuestra fauna ibérica, especie en la que se comprometió el municipio en su protección.

Hay que decirle al Señor Alcalde que el  Parque es de todos, no sólo de unos pocos que quieran practicar un deporte sedentario y le reto a que haga una consulta ciudadana para ver que demanda existe en realidad para que los tricantinos tengamos una escuela de Golf. Las urnas pueden realizarse perfectamente en los municipios y es una práctica de verdadera democracia. ¿Porqué ante este polémico proyecto no se realiza una consulta ciudadana para ver si se apoya? Sería desde luego lo más democrático y si tan seguro está el Alcalde que hay demanda, sería la forma de callarnos la boca a los amantes de la naturaleza. Pero estoy completamente seguro que no lo hará, porque sin duda alguna ese Proyecto sería rechazado por la mayoría de los tricantinos.

El Plan Prisma de la Comunidad de Madrid ha entregado a Tres Cantos 5,2 millones de euros que se empleará en su totalidad en la construcción de un centro de deporte, una escuela de golf más campo de golf y un espacio para las Asociaciones. Ni un solo euro para activar nuestro aula de Medio Ambiente. Un claro ejemplo de cómo se arrincona la naturaleza, la educación ambiental y la cultura. De cómo no interesa formar a nuestros jóvenes y a los ciudadanos en general sobre el respeto a nuestro planeta. De cómo se desprecia el conocimiento de nuestro entorno y se tumban proyectos novedosos que podrían relanzar a nuestra ciudad a ser líder en la defensa de lo natural, utilizando un foro común para todos los ciudadanos en unas instalaciones nuestras y que no pueden estar al capricho de los políticos, sino al servicio de los ciudadanos.

El cambio climático es una realidad que muchas veces no se quiere poner al descubierto para no incomodar las acciones nefastas de muchos de nuestros políticos que sólo les interesa pavonearse en las elecciones o salir en fotografías con falsas sonrisas. Estamos viviendo una sexta extinción de especies en todo el planeta ocasionada por el hombre. Las temperaturas de subidas y bajadas bruscas rompen todos los esquemas del tiempo. Las estaciones van cambiando lentamente y el ártico y la Antártida se deshiela a una velocidad de vértigo. Pero todo esto no importa en una ciudad como Tres Cantos donde se supone que hay un nivel más alto culturalmente que en otros municipios y que sin embargo esos otros municipios nos dan lecciones a la hora de transmitir por nuestros representantes la importancia del cuidado y protección del medio ambiente en todos sus ámbitos.

Un encinar centenario, ubicado en un lugar privilegiado de protección, donde rebosa vida y pasear por entre sus árboles es sentir la raíz misma de la vida, abrazar los grandes troncos que han tardado decenas de años en crecer, caminar bajo sus copas sintiendo el aroma dulce y agradable del oxígeno y belleza que desprenden, escuchar el canto de las aves mientras a los lejos las montañas se elevan mostrando la grandiosidad del lugar en que nos encontramos; son impresiones que sin duda el que visite el Parque del Este puede sentir en sus venas y en su corazón. A nuestro Alcalde este lugar solo le inspira ladrillo, removimiento de tierras y un pase para las próximas elecciones municipales.

Me dijo públicamente que no conocía la zona. Invito a todos las lectoras/es de Norte Noticias, para que se acerquen al Parque del Este y comprueben por sí mismo lo que yo he sentido entre esos magníficos guardianes de la vida como son las encinas y que vean toda la riqueza que se quiere destruir en beneficio de la construcción de una escuela de golf que tiene pocos seguidores.

Solicito desde estas páginas que se escriba al Ayuntamiento para evitar este ecocidio premeditado y se pida un referéndum popular para votar si queremos escuela de golf y donde. La democracia no solo es participativa cada cuatro años, sino que el ciudadano debe implicarse en las grandes decisiones que tome el Ayuntamiento haciéndose oír con su voto vinculante. Por una vez por todas, esa democracia que tanto se les sale por la boca a muchos de nuestros representantes, la conviertan en realidad y seamos nosotros, todos los ciudadanos los que elijamos lo que queremos hacer en nuestros espacios públicos. Esa es la verdadera democracia, de lo contrario ¡no nos representan!. Pero no creo que nuestro alcalde recoja el guante. Le asusta las urnas sobre todo las que deciden los proyectos del municipio. Que  aprenda del Ayuntamiento de Madrid que puso varios proyectos a realizar en la ciudad  a votación de los ciudadanos. Vaya ejemplo a seguir por todas las corporaciones municipales. El hacer partícipe de la política a la sociedad es signo de progreso y avance en los derechos sociales. Parece que nuestro Ayuntamiento sólo le gusta la política de la calle cuando llegan las elecciones.

Y mientras  se quiere construir una escuela de golf y un campo de 19 hoyos, el Aula de Medio Ambiente permanece cerrada la mayor parte de tiempo sin que sus instalaciones sean utilizadas para el fin con el que se construyó. Estamos  en un lugar clave de protección natural de la Comunidad de Madrid y sin embargo no somos capaces de aprovecharlo y enseñar  principalmente a nuestros jóvenes el amor por la naturaleza, el respeto por la vida natural, los principios elementales de la protección de nuestro Planeta y abrirles los ojos ante lo que sin duda se van a enfrentar en el futuro debido al deterioro de nuestra Tierra por culpa e irresponsabilidad de muchos de los políticos a nivel global.

 La puerta del Aula de Medio Ambiente cerrada. Incomprensible. Signo del desprecio al conocimiento.  Abandono de unas instalaciones públicas que deben estar al servicio del ciudadano. Patético.


PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)