martes, septiembre 05, 2006

ALARMA GLOBAL

Este artículo ha sido escrito por el Doctor Linden, un buen amigo mio y un científico de los de antes, de los de verdad, de esos que no les importa que le llamen loco cuando creen tener la razón y la verdad, de los que dan su vida por sus ideas, unas ideas basadas en la ciencia y en la vida.

ALARMA GLOBAL



El viernes 25 de agosto, Radio Nacional, Radio 5, informó en tres sucesivas noticias, que la fecha oficial de entrada en otoño será retrasada tres días, del día 21 de septiembre como hasta ahora, al día 24 de septiembre, por razones de calor se decía.

Pero la fecha del cambio verano/otoño no tiene nada que ver con la temperatura, depende exclusivamente de la inclinación del eje de la Tierra en relación con el plano de su órbita alrededor del sol y de la posición del planeta en esta órbita.

Si recordamos el terremoto/maremoto de Indonesia del año pasado, nos acordaremos también que este temblor, uno de los tres más fuertes en la historia escrita, incluso cambió el eje de la Tierra. Solamente unos 5 centímetros se decía, tal vez para no asustar a la gente, en lugar de probablemente de 5 grados.

Es prácticamente imposible medir un cambio en el eje de la Tierra en centímetros, pues no hay punto fijo desde donde medir. El punto fijo, más o menos fijo, más cercano es el sol, 320.000 veces más grande que la Tierra, a 149, 6 millones de kilómetros de distancia.

El cambio de la inclinación del eje de la Tierra, como consecuencia de un terremoto, es un recuerdo aterrador del frágil equilibrio de la Naturaleza en la cual el hombre vive.

En su historia lejana, el planeta ha cambiado su eje cuatro veces y ahora cinco, y su órbita dos veces. Hemos tenido la suerte que, por el momento, la Tierra se desplaza en una órbita propicia para la vida del hombre y de la del resto de los seres vivos, ni demasiada fría ni tampoco muy caliente.

Pero el terremoto de Indonesia demuestra, para los que tienen la capacidad de entenderlo, que el propio hombre, por su avaricia y su desprecio devastador hacia la naturaleza, creyéndose muy superior a la propia Naturaleza, puede cambiarlo todo. ¿Han pensado en las consecuencias de un cambio de órbita de la Tierra, una muerte horrible y lenta de asfixia y quemaduras?.

Hay más causas para la alarma. El año pasado hubo tantos huracanes en el caribe y el Golfo de México, que el alfabeto no fue suficiente para nombrarles. Los tres últimos fueron identificados con cifras romanas. Uno de estos huracanes, el Katrina, número 11 en el orden de aparición, devastó Nueva Orleáns justamente en estas fechas de fin de agosto y principios de septiembre. Este año al contrario, en las mismas fechas, hemos contado con solamente cinco tormentas tropicales, la ultima por el momento y hasta la elaboración de estas líneas, se ha llamado Ernesto. Ninguna ha alcanzado la fuerza de huracán.

Este cambio súbito tienen su origen en el mismo fenómeno que el aumento de frecuencia y fuerza de los terremotos, el derretimiento más o menos rápido de las enormes masas de hielo Antártico (estamos hablando de millones de kilómetros cuadrados de hielo de un espesor medio de 3.ooo metros) y ártico. El agua que resulta de este deshielo se distribuye sobre los océanos, aumentando la presión sobre las placas tectónicas, lo que provoca terremotos. Aunque la mar ha subido solamente 20 centímetros hasta ahora, han ocurrido terremotos muy fuertes. Se prevé además el deslizamiento de enormes masas de hielo hacia el mar próximamente, causando una subida de 1 a 2 metros.

La corriente oceánica de Banguela que pasa en frente de las costas oeste africana, trae consigo ahora más agua y más fría procedente de la Antártica hacia el ecuador, donde se mezcla con agua de la corriente del Golfo, el cual pasa por el mar Caribe y el mar de los Sargazos. El agua en estas áreas, donde normalmente nacen los huracanes, se encuentra ahora más fría, con menos emergía para la formación de huracanes.

Esta disminución de los huracanes, no está nada mal, pero el resfriamiento de las aguas de la corriente del Golfo conllevará menos lluvias y tal vez bajada de las temperaturas en Reino Unido y Escandinavia, donde para la corriente del Golfo y que también afectará a la pesca.

Todos estos cambios comenzaron en los años 60 con la destrucción de las selvas tropicales, destrucción que ha aumentado vertiginosamente desde entonces. Las selvas tropicales han tenido la función de reguladoras del clima mundial (más detalle pedir informe realizado por mi “Cambio Climático – El Mito de CO2 y el Efecto Invernadero”). La destrucción de los bosques primarios ha provocado serios cambios en todos los sistemas de vientos del planeta, causando, entre otros, que vientos más fuertes y más calientes llegan hasta los polos, deshelando las masas de hielo árticas y, más importante, antárticas.

Ya desde el año 1982, he advertido a Jefes de gobiernos, y en conferencias en varias universidades, así como a numerosos directivos ecologistas en el mundo, de las graves consecuencias de la destrucción de las selvas tropicales. Todo lo que pronostique entonces está ocurriendo hoy y es plenamente visible. Pero he predicado para “sordos y ciegos”. No ha interesado a nadie y si embargo si que he recibido insultos y amenazas. El mundo insiste en continuar su camino hacia la autodestrucción, como única guía la del dinero. No quiere, en absoluto reconocer que hay valores en la vida mucho más importantes que el dinero.

Alegremente se paga millones de euros por un solo futbolista para jugar al fútbol un par de años. Para los millones que mueren de hambre en el mundo no hay un euro, y para proteger el medio ambiente mundial ni siquiera un céntimo. ¿Civilización o decadencia?.

Ahora el planeta, según todas las evidencias, ha cambiado su eje un poco, los casquetes de hielo en los polos se deshielan con más rapidez, hemos tenido los terremotos más fuertes en la historia, las sequías más largas y más duras han afectado a muchos países y meses con temperaturas más altas que jamás se hayan visto. Pero a casi ningún nivel de la población interesa, la inercia es total. Poca gente quiere perder una hora o un céntimo para intentar salvar el medio ambiente mundial y su propio futuro o el de sus hijos.

Existe un rayo de esperanza para salvar lo que aún quedan de los bosques primarios. Pero es la única posibilidad para parar la degradación medioambiental actual, evitando al menos lo peor una catástrofe mundial.

Quiero al menos realizar un último intento, una última vez. Sé lo que puede y debe hacerse, y tengo un borrador del plan. Pero hace falta ayuda, mucha ayuda y colaboradores, muchos colaboradores convencidos. Si te interesa seriamente, puedes contactarme por e-mail: planetavivo1@hotmail.com o por teléfono +34 680554878.

Ahora es de extrema urgencia, más adelante no servirá para nada.


Castellar Fra., agosto, 2006

Dr. Claes T. G. Linden

Currículum:

El Dr. Claes T.G. Linden es Licenciado en Ciencias Forestales por el Real Colegio Universitario Forestal de Estocolmo (Suecia). Obtuvo la Licenciatura Superior en 1958, especializándose en Botánica, Fisiología Vegetal, Patología Vegetal y mejora genética de plantas.

En 1976 se doctoró en la Universidad de Cornell, Nueva York, especializandose en cultivos hortícolas con énfasis en fisiología vegetal y fertilización.

Ha sido galardonado con los premios "Almirante Arvil Lindman" y "Laudatur".

En 1956-57 fue Teniente Primero y Comandante de Sección de las Fuerzas de Emergencia de las Naciones Unidas en Egipto, durante la crisis de Suez.

En 1958-1959 fue Ingeniero Forestal Asistente en Vasternorrlands Lans Skosvardsstyrelse Solleftea, Suecia.

En 1959-60 fue Director del Departamento de Gestión Forestal de la Cooperativa de Propietarios del Bosque de Halland, Hallands Skdgsagareforening en Halmstad, Suecia.Entre 1960 y 1962 fué Jefe Forestal Provincial de la provincia de Kabba para el Ministerio de Recursos Animales y Forestales de Kaduna, Nigeria.

Entre 1962 y 1966 fué Asesor de los Ministros Provinciales de Agricultura para la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU, FAO en Zaire.

Entre 1966 y 1968 fué Director de la Estación de Investigaciones para la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU, FAO en Voçosa, Minas Gerais, Brasil.
Entre 1968 y 1972 fué Director Técnico y socio en Asociación de Plantaciones de Tomates y Hortalizas en Martinica, Antillas Francesas.
En 1977-79 fué Director General y Decano del Colegio Universitario Nacional de Agricultura en Yangambi, Zaire.
En 1979-80 fué Consultor en la Escuela Panamericana de Agricultura (Honduras).

En 1981-82 fué Jefe de Proyectos para la FAO/UNDP en Brazzaville, Congo.En los últimos años, como propietario del "Vivero Tropical", en la provincia de Cádiz, ha efectuado investigaciones sobre plantas tropicales. Al mismo tiempo fundó el Instituto para a Fauna y Flora Africana, una entidad creada para salvar las selvas tropicales y su fauna, llamada actualmente Fundación Planeta Vivo.