sábado, enero 19, 2013

PROTOCOLO DE KIOTO: UNA MENTIRA....UN FRACASO....UN SUICIDIO

Una vez más, ha fracasado la cumbre del clima en Catar, donde políticos ineptos e investigadores pagados por estos, no son capaces de plantar cara al negocio del clima, poniendo en peligro a la humanidad ante un cambio climático evidente y lleno de responsabilidad por parte de todos los gobiernos.
            De nuevo, no se ha llegado a ningún acuerdo,  a pesar de los cada vez más graves desastres naturales que se originan en la Tierra. La Antártida ya ha comenzado con su deshielo, mientras en el ártico, se abren nuevas rutas de navegación tras romperse el hielo que hace miles de años cubría grandes superficies del Polo Norte. Las selvas tropicales están siendo destruidas en su totalidad, siendo responsables a su vez del cambio en el sistema de vientos planetarios que nacen precisamente en las ecosistemas tropicales. El mar se calienta, originando con ello alteraciones graves en las corrientes, produciendo fuertes huracanes jamás conocidos e incluso terremotos. Millones de personas mueren al año a causa de las consecuencias de este cambio global originado por el egoísmo y estupidez humana. La sequía, la falta de agua potable, la tala de árboles indiscriminada, la destrucción de la soberanía alimentaría, la contaminación del aire, la producción de miles de compuestos químicos que sin control alguno las multinacionales introducen en la vida diaria de las personas.....son sólo algunas de las consecuencias a las que de manera inepta y asesina, los gobiernos consienten y la sociedad sufre sin que se haga nada por evitarlo.
            Las multinacionales madereras, petrolíferas, pesqueras, mineras y alimentarías, siguen arrasando la voluntad de los pueblos y en muchos lugares, los que alzan la voz en la denuncia y la defensa de la Tierra, son asesinados y pueblos enteros expulsados de sus tierras para beneficio de una globalización que nos está llevando a la muerte.
            De cara a la sociedad, miles de personas viven a costa de estas reuniones que no sirven para nada, que son un engaño y un negocio, ante uno de las estafas más grandes de la historia del ecologismo. 17.000 delegados han participado en la pasada reunión de Catar y en la que no se ha llegado a ningún acuerdo positivo, posponiendo su negocio e intereses para el 2015 en París y mientras tanto se seguirán haciendo reuniones, gastos superfluos, comidas, conferencias...para nada. El Protocolo de Kioto ha sido un fracaso, ya se han cumplido las fechas para la reducción de las emisiones sin llegar as ningún acuerdo desde 1997 y ahora se siguen dando fechas alejadas para cumplir lo que hasta ahora no se ha cumplido.
            En París se intentara lograr un acuerdo universal sobre las reducciones de los gases de efecto invernadero que implique a todos los países, incluidos los dos grandes contaminantes del planeta, China y Estados Unidos, con medidas que deberían entrar en vigor en 2020. Nuevas fechas, nuevas promesas y más crímenes de lesa humanidad contra el pueblo y los que defienden de verdad la Tierra en toda su biodiversidad.
            Cada reunión de este tipo junto con los miles de desplazamientos, supone la friolera cantidad de más de MIL millones de dólares, un gasto insostenible sin contar las sucesivas reuniones de los delegados, grupos de investigadores anuales, sedes permanentes, etc. Un negocio que no sirve para nada, porque nada se avanza y salen beneficiados los mismos de siempre. Mientras, el planeta agoniza, se enferma y sus rayos de esperanza se ocultan en la inconsciencia premeditada de políticos corruptos que solo desean sus privilegios y la única preocupación que tienen es ser elegidos para no perder su estatus y el poder, sin importarles la situación de emergencia en la que vive nuestra humanidad.
           Mientras que anuncian una nueva reunión para el 2015 y tomar decisiones para el 2020, científicos serios y comprometidos por el bienestar del mundo informan que 2017, es el año del no retorno. Lo que significa que lo que no hagamos para ese año, ya no podremos echar marcha atrás y nuestro suicidio (para unos) y asesinato (para otros), solo habrá que esperar, habiendo agotado la oportunidad de rectificar y de cambiar a un nuevo sistema político de respeto a nuestra madre Tierra, de respeto a los humanos, de respeto a la vida en todas sus variedades.


PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)