domingo, mayo 19, 2013

UN VIAJE EN EL TIEMPO


En las Comunidades Indígenas, el hombre sabio de la tribu es la persona  mayor, el más viejo de los suyos, el que alimenta su sabiduría por los aciertos y fracasos de varias generaciones, el que analiza y enseña, el que aconseja debido a su gran experiencia en la vida y en lo que le enseñaron los padres de sus padres. La armonía de un pueblo debe basarse en un aprendizaje continuo, en un mirar atrás para así predecir el futuro y responder con rapidez, ante los posibles desaciertos. Los encargados de representar y dirigir la vida de una nación, deben por fuerza comprometerse con su pueblo en el bienestar de la sociedad, desechando en todo momento actuaciones que vayan contra la dignidad de los que han confiado en su mandato.
Ser político hoy en día es poder entrar en un listado sin tener ningún conocimiento y si el partido gana, automáticamente se pueden convertir en diputados, asesores sin tener experiencia en la vida, sin compromiso, representando unas siglas que se oculta tras ellas repitiendo las consignas que le den. Si ponemos en unas listas al Pato Donald y ese partido gana, el Pato Donald sería Diputado. Aquí radica uno de los grandes errores de los políticos. De esta forma, cometen barbaridades una y otra vez, no tienen sentido de la justicia universal y se olvidan muy pronto de quienes le han votado.
            Nuestro Presidente de Gobierno prometió en sus mítines y programa electoral, que no subiría los impuestos. Sin embargo en dieciséis meses de gobierno, ha realizado 30 alzas de impuestos. Ha modificado cinco veces el IRPF, cuatro el de Sociedades y dos el IVA. Ha creado 11 tributos casi totalmente nuevos y prepara otro bloque de carácter ambiental. Es sólo un ejemplo, de cómo los políticos olvidan sus promesas cuando han conseguido del pueblo lo que querían: el poder. Y digo poder, porque si de verdad estuvieran preocupados por la sociedad, se actuaría de otra forma y no dando la espalda al bienestar social, a la educación, a la sanidad…. Esto va por todos los partidos en general, ya que Zapatero se comportó de igual forma y podemos seguir con los anteriores presidentes. Todos al llegar a la cúspide, se olvidan del porque están ahí, para que y que deben de hacer, que compromisos deben ejecutar a favor de la sociedad que le ha dado ese poder. Por el contrario, corren un tupido velo ocultando y negando al ciudadano sus derechos, mientras que apoyan de forma escandalosa al poder financiero y  a las grandes empresas.
            Todos ellos deberían tener una formación política amplia que comprendieran no solo como funciona la economía de un país, sino cual ha sido la historia de la humanidad en todos sus periodos evolutivos, realizar un viaje en el tiempo, estudiando la política y consecuencias de la historia humana, en todos sus aspectos. De esta forma, seguramente, no se cometerían errores que de forma continuada, los hombres realizan una y otra vez a lo largo de la historia sin que se sepa aprender las lecciones y no caer en el mismo agujero de siempre.
Si quieren ser representantes de un pueblo, tienen por fuerza que ser sabios e inteligentes, conocer a la perfección los pasos que la humanidad ha dado desde el mismo momento en el que nuestros antepasados que procedían de un mismo ancestro común con los grandes simios, comenzaron a caminar hacia el Homo sapiens. Cualquier historiador nos dice que los errores en la historia se han repetido de una forma continuada sin que se haya aprendido de las consecuencias y estudiado sus posibles soluciones.
            Invito a todos los políticos de cualquier signo, que sean capaces de realizar un viaje en el tiempo, que vayan y estudien a los primeros homínidos, que se acerquen a los yacimientos arqueológicos, que vean la historia evolutiva de cada especie del género Homo, que sientan en su corazón el paso de la historia de la humanidad como un aprendizaje de la vida y una enseñanza de humildad y dignidad, valores que desgraciadamente se están perdiendo en nuestra propia especie.
            Sin duda alguna, tendría que ser de obligado estudio para cualquier persona que opte por querer dirigir una nación, ser político y representar al pueblo, el valorar paso a paso y buscar los errores y posibles soluciones de nuestra propia historia.
            Recientemente he visitado los yacimientos de Atapuerca en Burgos y estar junto a restos de nuestros antepasados, de cómo la evolución del hombre ha ido creciendo, adaptándose al universo de la vida, de cómo día a día progresaban, buscaban soluciones, avanzaban y construían los pilares de los que hoy nos llamamos humanos, nos deben enseñar que ellos desde la nada buscaban el bienestar social del grupo, en cuevas, en ayudarse los unos a los otros, en sobrevivir….sin embargo, los líderes actuales de España, de Europa y de muchos otros países, solo buscan destruir el bienestar del ciudadano. Un gran error y un acto criminal contra los ciudadanos del mundo.
           El Homo heidelbergensis o el Homo neanderthalensis, son verdaderos ejemplos a seguir, por lo que conocer su evolución, es conocer la vida misma de nuestra sociedad actual y debemos evitar los errores del pasado. No sólo estudiando a estos homíniodos de nuestro linaje, sino el como se originó las anteriores crisis económicas, de cómo de forma vergonzosa se llego a la primera y segunda guerra mundial donde el poder económico tuvo un gran protagonismo.
           La historia sin duda escribe pasajes pasados, pero también nos describen hechos del futuro y analizado lo uno y lo otro, se podría avanzar en la comprensión, en el pensamiento y en los hechos hacía una evolución más perfecta de nuestra mente y nuestra forma de actuar de forma global.
            Si fuésemos capaces de realizar un viaje en el tiempo, de conocer los errores y aciertos destapando todos los tabúes y afrontando la historia de la evolución humana, podríamos llegar a ser sin duda más humildes, más sabios y seguir avanzando hacía la perfección humana. La vida del futuro depende de nuestras propias decisiones. Ellos, nuestros antepasados, nos han señalado el camino. Si no escondemos la cabeza en el agujero de la ignorancia podremos seguir evolucionando y los primeros en evolucionar deben ser a los que se les da el poder de representar a la humanidad.


PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)