jueves, junio 30, 2016

LA NATURALEZA HUMANA EN DECADENCIA



Gabinete Historia Natural – Nautilus          (Facebook)
Notas del Gabinete


Estamos en el Siglo XXI. Un siglo que hace décadas pensábamos que sería idílico, que las guerras habrían acabado y que la humanidad con su poder tecnológico sería brillante, los coches volarían con energías limpias y gratuitas, que tendríamos más tiempo para que cada uno pudiera disfrutar de sus preferencias y que nadie pasaría hambre, con cultivos ecológicos en nuestras propias viviendas. Se pensaba que las enfermedades habrían desaparecido gracias a los fármacos y que la naturaleza humana sería una prolongación de los ecosistemas naturales de nuestro planeta.

Pero las cosas no han ido como se pensaba. Todo era idílico, falso y tremendamente programado, con poderes económicos que lo único que han hecho ha sido crear más pobreza, conflictos, recortes sociales adquiridos en luchas largas por los trabajadores, aumento de enfermedades no curativas, destrucción de empleo y decadencia social. ¿Quién lo diría? El mundo tal como lo conocemos hoy en día se parece a un infierno devastador de seres humanos y de vidas de otras especies. El miedo se ha colocado para siempre en nuestra mente alentado por los políticos corruptos que tienen a una sociedad callada, ensimismada materialmente, sumida por leyes ilegales impuestas con criterios represivos. Para los occidentales las olas del infortunio están en nuestras puertas derribando barreras que creíamos infranqueables…el cambio climático, el terrorismo, la corrupción que encima es premiada por la sociedad callada e ignorante, la pobreza, la desesperación. En otros lugares el caos, las dictaduras democráticas, las guerras, el hambre, las inundaciones..son estampas de una realidad increíblemente humillante para un ser humano que se cree el centro del universo.

¿Qué nos ocurre? ¿Ha llegado nuestra hora y el siglo XXII, será el siglo de la decadencia humana? ¿Seremos capaces de cambiar de rumbo y enderezar nuestros errores? Creo que no. La sociedad está completamente ciega. Se vive al día. No se piensa de forma global y nuestra mente es manipulada por informaciones falsas o astutamente construida por peones de la mentira al servicio del poder.

 El ser humano no solo arrasa la vida ajena, sino que arrebata la suya propia. La crueldad, los asesinatos, violaciones, las peleas, las guerras, la envidia, el odio, el horror en los campos de refugiados…acampa a sus anchas en el llamado Homo sapiens sapiens. Los valores de la dignidad están por los suelos. Multinacionales que arrasan los recursos naturales sin importar sus consecuencias y solo por la ambición, el dinero y el poder. Los gobiernos corruptos muchos de ellos, que  engañan de forma continuada al pueblo, abren sus barrigas tragando las riquezas en paraísos fiscales, facilitando negocios a sus amigos y dejando morir al resto de su plebe que solo se acuerda de ella en las elecciones y en aquellos lugares donde las hay. Pueblos indígenas que están siendo expulsados de sus tierras, asesinando a sus líderes para el control de sus tierras y emplearlas para la búsqueda de oro, petróleo, monocultivos y megaproyectos que sólo benefician a una parte mínima de la población, destruyendo valores naturales de incalculable valor. En México los maestros,  encargados de la educación de los niños para que en el día de mañana sean humanos responsables, son asesinados y tiroteados en las manifestaciones como ha ocurrido recientemente en Oxaca o decenas de estudiantes de la universidad desaparecidos, asesinados, bajo la mirada ignorante de gobernantes sin escrúpulos.

 Estamos creando un monstruo imparable que azota de forma continuada contra el propio hombre. El poder económico pone de rodillas a todos los Estados del Mundo y éstos a su vez lo hacen con sus pueblos y se genera una represión y un odio, que solo puede terminar de una manera: el exterminio de la raza humana.


PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)