sábado, julio 16, 2016

EL ARSÉNICO: UNA AMENAZA PARA NUESTRO MUNICIPIO


Recientemente se ha publicado en los medios de comunicación el mapa del arsénico que se asocia al riesgo de cáncer de pulmón, piel, vejiga, hígado y riñón. En ese informe científicos del Centro Nacional de Epidemiología, han detectado una asociación estadística entre la concentración de arsénico en el suelo y una mayor mortalidad por los diferentes tipos cáncer en España. El elemento químico aparece  en mayor cantidad de manera natural en suelos de Galicia, Almería, Castellón, Asturias, Madrid y Lleida, entre otras regiones, aunque la proximidad de industrias que emiten arsénico afecta ligeramente la concentración. Pero también y como ya se denunció desde esta misma sección en Norte Noticias, existen minas abiertas abandonadas con residuos de arsénico que están contaminando acuíferos y la tierra, minas de Wolframio de las que no se están realizando ningún tipo de control. Una de ellas la tenemos muy cerca de nosotros, en las faldas del monte de San Pedro y que puede estar contaminando los municipios de Colmenar Viejo, Guadalix y Tres Cantos.
            
Hace ya varios años, investigadores del CSIC denunciaron públicamente la existencia de la mina del monte de San Pedro y de numerosas más que se encuentran abandonadas en la sierra madrileña. Se pidió desde estas mismas páginas que el Ayuntamiento de Tres Cantos tomara cartas en este asunto tan grave de posible contaminación de arsénico por la mina abandonada, ya que es paso de muchos senderistas poniendo en riesgo a cualquier persona que sin conocerlo se contaminara y que los acuíferos de la zona lo estuvieran, ya que los mismos científicos hicieron toma de muestras y observaron que el  arsénico estaba presente en el Arroyo de Horcajo.
            
             Puesto en contacto con los investigadores del CSIC del Museo de Ciencias, me informaron que durante la II guerra mundial se abrieron miles de pozos para extraer wolframio para Alemania y de paso, desencapsularon arsenopirita de sus filones encajantes de cuarzo, creando miles  de escombreras con arsenopirita que liberan arsénico y contaminan las aguas y los acuíferos. Estos investigadores me han comentado que los Ayuntamientos, en este caso de Tres Cantos, Colmenar Viejo y Guadalix de la Sierra deben de poner en conocimiento inmediato de estos hechos a la Confederación Hidrográfica o al Canal de Isabel II. Las Concejalías de Medio Ambiente deberían haber tomado hace tiempo medidas en este sentido y no como se ha hecho en algunos municipios, cubrir las escombreras con césped creando parques ocultando el verdadero problema contaminante. Los escombros de la mina abandonada de San Pedro, deben de desaparecer del lugar y ser tratados como Residuos Peligrosos. Tengo los informes de estos investigadores y el estudio del Centro Nacional de Epidemiología ha sido publicado en la sección Ciencia de El País.
          
           Es necesario y solicito ayuda de los ciudadanos de Tres Cantos por su propio bien, que se exija al Ayuntamiento de nuestra ciudad, de manera inmediata e urgente, se pongan en contacto con los mencionados municipios que afectan a la mina abandonada del monte de San Pedro, para que de manera inmediata se gestione la retirada de la escombrera contaminada y se señalice  todo el perímetro de la mina con placas de PELIGRO. ¿Tenemos que esperar que ocurra alguna desgracia para que se tomen medidas inmediatas? Ya se han encontrado animales muertos en la zona..¿Hay que esperar a que muera una persona o un niño?. El Arsénico causa cáncer y contamina los acuíferos. El arroyo de Horcajo está contaminado…¿A qué esperan los políticos?. Es la segunda vez que se denuncia por este medio de esta situación grave..¿A nadie le preocupa? Tú decides.

(Volverá a escribir más sobre ello)


PEDRO POZAS TERRADOS.