domingo, diciembre 02, 2007

EL PROYECTO GRAN SIMIO DENUNCIA ANTE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL, EL NO PONER MEDIDAS DE AYUDA Y EDUCACIÓN PARA EVITAR EL CONSUMO HUMANO DE LA “CARNE

1 Diciembre. Día Internacional del SIDA. 2007

Para el 2025 esta previsto que 90 millones de africanos estén contaminados por el virus del SIDA. En la actualidad, 70 de cada 100 (28,1 millones de personas) del África subsahariana, están infectadas. Ya existe un reconocimiento científico, el cual afirma que el SIDA fue contagiado por los chimpancés al consumir su carne. La práctica continúa sin que se tomen medidas globales para erradicar esta práctica. En los países industrializados, se están tomando medidas de todo tipo para evitar la propagación de esta enfermedad; pero, ¿que ocurre con la fuente originaria de estos virus?, ¿porqué no se toman medidas estrictas para que finalice esta práctica y se ayude a los países implicados a que se tapone, lo antes posible, esta fuente abierta de virus, a que a nadie parece preocupar?

El Proyecto Gran Simio denuncia la pasividad con que la Comunidad Internacional está haciendo frente a esta pandemia; sin duda, la más grave en la historia de la humanidad. Recientemente se ha informado que además de los millones de personas que están muriendo, existen otros tantos millones que están infectados y no saben que son portadores; por los que la extensión continúa sin control alguno. Además denuncian que el origen está en el consumo de la llamada “carne de la selva” (monos, chimpancés, gorilas y otros animales salvajes que se consumen sin control sanitario).

Desde esta organización, además se denuncia las prácticas realizadas por las empresas farmacéuticas que tienen las patentes de los medicamentos que combaten el SIDA, siendo los tratamientos muy costosos, imposible de adquirirlo para millones de personas pobres. Por ello piden también
a todos los gobiernos del mundo, que suspendan las patentes de las farmacéuticas para el tratamiento del SIDA, al objeto de que la esperanza de vida pueda llegar a todos los enfermos por igual y que acabe el negocio millonario de las compañías farmacéuticas han puesto en práctica negociando con la muerte.

Un estudio en Estados Unidos y publicado en la revista New Scientist, informa que dos nuevos retrovirus, del tipo que causa el SIDA, saltaron de primates no humanos a personas. El estudio de muestras de sangre de casi mil cazadores de monos y entrenadores de Camerún, demostró que al menos seis virus cruzaron la brecha entre los animales a los humanos expuestos a carne silvestre fresca recién cazada. Y dos de los nuevos retrovirus, nunca antes fueron vistos en seres humanos.

“Uno de los principales expertos del mundo en biología evolutiva, Edgard Holmes, ha declarado que existe un gran comercio de carne de monos y que fue la fuente del VIH. Si estas informaciones de los científicos es cierta, no comprendemos como no se están tomando medidas para erradicar esta fuente, ya que en cualquier momento y si se sigue con esta práctica, puede aparecer otro virus como los dos últimos aparecidos y que desemboque en otra nueva epidemia mundial”, ha declarado Pedro Pozas Terrados, Director ejecutivo del Proyecto Gran Simio en España.

Edgard Holmes afirma que hemos aprendido que cuanto más cerca estén las especies animales de los humanos, más probabilidades tendrán los virus de llegar al hombre.

El Proyecto Gran Simio, está financiando campañas de educación en África. La última la esta realizando en colaboración con el Instituto Jaen Goodall de Congo Brazeville, el santuario de gorilas The Aspinall Foundation y el Ministerio de Medio Ambiente de Congo Brazeville, consistente en carteles informativos en las principales vías públicas para evitar la caza de los grandes simios.

Nothan Wolfe”, de la escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EE.UU.), afirma que cada vez está más claro que la caza y matanza de primates no humanos, están asociados con la transmisión de retrovirus a humanos.

¿A que estamos esperando para cerrar este grifo que continuamente gotea virus y que puede desencadenar en otra amenaza mundial? Debemos prevenir las enfermedades en todo momento, pero en esa prevención también se encuentra el buscar el origen y actuar en consecuencia y con responsabilidad” a comentado Pedro Pozas.