jueves, diciembre 27, 2012

¿HASTA CUANDO?


En pocos años y de forma abierta y brutal, el bienestar social ha caído precipitadamente al abismo antidemocrático, se han destruido los caminos legales de la democracia bien entendida y la pobreza se ha extendido de forma generalizada hasta en los sectores de la sociedad que mantenían su equilibrio estable. En aquellos lugares del mundo, donde había hambre y muerte, se ha multiplicado de una forma alarmante sin que se ponga freno a los crímenes de lesa humanidad que se están cometiendo de forma impune y descarada, por los propios representantes del pueblo.

            En España, ya no valen los programas políticos, las promesas, las campañas que solo mediatizan la lucha entre los rivales sin expresar y poner sobre la mesa, la propuestas para conseguir el avance de una sociedad moderna. La corrupción en cargos políticos campa a sus anchas sin que la justicia actúe de forma contundente como si lo hiciera con una persona que robe un pedazo de pan. Las decisiones judiciales se dictan sin prever las consecuencias en las que estamos atravesando, sin distinguir lo que es la ley y la humanidad, sin apreciar el robo de los bancos y el ladrillo y la situación familiar de las personas endeudadas. Se violan numerosos artículos de la constitución, con alevosía y premeditación, por parte de los mismos que se han aprovechado del pacto constitucional diseñado durante la transición, una oligarquía formada por el poder financiero y las grandes multinacionales y una clase política mayoritariamente puesta al servicio de estos grupos económicos, que son los que les financian. ¿Hasta cuando? ¿Hasta cuando podremos aguantar esta presión que cada vez se extiende más contra el trabajador y el pueblo, mientras los ricos cada vez se hacen más ricos? ¿Qué soluciones nos dejan tomar cuando todas las puertas de las administraciones se encuentran adictas al poder económico? ¿Quiénes son los culpables de esta crisis mundial y porqué no están en la cárcel con todos sus bienes requisados? ¿Quién protege a estos sinvergüenzas que han permitido borrar de un plumazo todos los derechos de los ciudadanos? ¿Cómo se atreven a continuar con este robo cuando ellos mismos, los políticos, siguen con sus mismos privilegios y se someten a las órdenes del poder financiero y de las agencias de calificación que especulan con el bienestar de toda una sociedad mundial? ¿Hasta cuando los políticos que están en el poder deben darse cuenta que a los que tienen que proteger son a los ciudadanos y no a los bancos? Todo esto sale fuera del control de la verdad y de la igualdad del que tanto presumen las constituciones de hoy en día. Debemos cambiar la constitución desde la propia base de los ciudadanos, siendo ellos, nosotros, partícipes de una nueva redacción moderna, en la que se impida los desmanes y despilfarros realizados por nuestros políticos con el dinero publico y que ha llegado a no ser sostenible en un país donde cada Comunidad Autónoma es de por si un Estado, con todo el aparato logístico (Presidente, Consejeros, Directores Generales, diputados, diputaciones………).
            
No son palabras que vienen y se van. Por desgracia son hechos, son vidas, personas que sufren, angustia y muerte. Unicef ha lanzado un dramático llamamiento. Solo en España, dos millones doscientos mil niños se encuentran bajo el umbral de la pobreza. ¿Se puede consentir este dramático aspecto social?  Se están produciendo decenas de miles de desahucios por bancos que a su vez han recibido ayuda pública y que han sido responsables también de este ultraje contra el pueblo. Están destruyendo la clase media, quebrantando la cohesión social y alcanzando a grupos hasta ahora protegidos, como las mujeres y niños. Pero les da igual. Perdonan a los que han estafado llevando cuentas a paraísos fiscales, mientras que siguen hundiendo la espada llena de sangre en el pecho del ciudadano que aguanta, sufre y paga los desmanes y derroches de los políticos y sus colegas los banqueros. Un cuarto de la población activa en España esta desocupada, en paro, sin expectativas de futuro y ellos mientras aplaudiendo los ajustes para pagar una deuda que deberían de pagar sólo ellos, pues el trabajador no es responsable de su mala gestión y del mal empleo del dinero público. Y para más vergüenza, emplea a la policía a reprimir las protestas que se originan ante estos recortes ilegales y anticonstitucionales. Se fijan en la constitución solo cuando les interesa, pero cuando no, la violan y la ultrajan sin reparos y sin conciencia.
            ¿No es esto un atentado inhumano a la humanidad, gestionado por los gobiernos y dirigidos por el poder económico que causa y destruye la dignidad humana? ¿Estamos ya ante el nuevo Orden Mundial que ellos tanto desean? Ante este golpe de estado mundial, se debe de responder con dureza y determinación. Los partidos actuales no han servido para sacarnos de este desastre, por lo que no sirven para representar al pueblo. Han perdido el norte y solo buscan ciegamente la protección de sus privilegios. Debemos buscar un camino viable para acabar con este abuso político, con este robo imperdonable que tiene que ser penado y perseguido por la justicia.

             
Ya han ocurrido varios suicidios por la orden de desahucio, uno de los cuales fue impactante, tras el cual el propio gobierno se reunió con la oposición para buscar una solución. Pero claro, no han conseguido nada. No saben buscar soluciones sin que contenten a los bancos. No les importa la vida…sino, se abrían unido para evitar estas situaciones dramáticas. Claro, ellos, los representantes de estos ciudadanos desahuciados, cobran enormes cantidades de dinero por su labor, tuenen muchos bienes, algunos hasta más de dos y tres sueldos millonarios y no les importa lo que están sufriendo los ciudadanos. Recientemente, otras dos personas se han  suicidado en 48 horas en Málaga por esta misma causa y algunos medios de comunicación en televisión, han callado la noticia. ¿Cuántos más que no se conocen? ¿Quién es responsable de estas muertes? ¿Cuántas muertes por los recortes en sanidad, por los recortes en los dependientes?
            A todo esto..¿Dónde esta la iglesia que calla y pone la mano en el pastel del beneficio y que no esta con el pueblo, denunciando a los políticos y banqueros? De siempre la iglesia en su conjunto, salvo sectores aislados, ha estado caminando de la mano del poder y lo sigue haciendo bajo la vergüenza de un Dios que no se siente representado por los que deberían de hacerlo. Toda la fe se derrumba y el pulso de su verdad ha quedado desfigurado y encharcado de sangre y barro putrefacto. De una forma inhumana y desvergonzada, el obispo de Segovia ha declarado que los suicidios ocurridos de las personas que les desahucian, no tiene nada que ver con ello. Imperdonable, sin amor, sin corazón…con la voz del diablo en sus palabras hirientes que no tiene calificación alguna.
            Tras el desmantelamiento del blanqueo de la mafia china de hace unas semanas, se ha descubierto que decenas de empresarios españoles, muchos de ellos de gran renombre y otros conocidos por tener parientes lejanos con la “nobleza” o ser asiduos de la prensa del corazón, están implicados con esta red china en el blanqueo de dinero y en comportamientos criminales eludiendo los controles de Hacienda. ¿Por qué no se ha ordenado la inmediata detención de estos empresarios y ser juzgados en juicios rápidos? Mucha corrupción en una España de escopeta nacional, sin que exista casi ningún detenido por todo lo ocurrido y sí,  muchos recortes anticonstitucionales al pueblo que no tiene nada que ver con este mangoneo y corrupción generalizado.
            Entramos en un 2013 que no augura nada bueno. No es el fin del mundo, pero es sin duda el fin de la libertad y de la democracia.

PEDRO POZAS TERRADOS (NEMO)